El Ministerio de Salud confirmó la existencia de un caso de meningitis de una nena proveniente de Maciá (departamento Tala), que en estos momentos se encuentra internada en el Hospital San Roque, de Paraná.

De acuerdo a lo que se indicó, la niña, de 11 años, se encuentra internada hemodinámicamente estable  y afectada por un cuadro de meningitis. Mañana se conocerán los estudios del cultivo y en consecuencia el diagnóstico con precisión.

 La otra menor oriunda de la misma localidad, de 12 años, ingresó en horas de la tarde al nosocomio y, si bien en primera instancia los profesionales sostienen que no presenta una sintomatología compatible a una meningitis, no obstante, permanecerá por 6 horas en observación para dar una efectiva precisión al diagnóstico.

La novedad de la aparición de ese caso de meningitis confirmado ocurre después de la polémica que se desató en el país tras la decisión del Ministerio de Salud de la Nación del calendario oficial la vacunación a los niños de 11 años.

“Con respecto a la antimeningocócica, se acordó la estrategia de priorizar a los grupos más vulnerables de 3, 5 y 15 meses de vida y posponer la dosis de los 11 años hasta contar con la disponibilidad necesaria. Esto es a causa de las dificultades en la adquisición y entrega desde su incorporación al Calendario Nacional de Vacunación”, informó el Ministerio de Salud de la Nación, que que aclaró que la decisión fue consensuada con la a Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Aquí en Entre Ríos, la jefa del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Albana Gavini, confirmó que el primer caso se trata de meningitis a germen desconocido, dado que no se encontraron virus ni bacterias tras la realización de análisis en tres oportunidades.  “Hay una buena evolución y se realizó la recomendación oportuna a las escuelas de la zona en lo que respecta a normas de higiene: el lavado frecuente de manos, la utilización de alcohol en gel y toser o estornudar cubriendo la boca con la parte interna del codo”, destacó la profesional.

 Gavini señaló que “el médico tratante apuntó a que es una meningitis bacteriana por la mejoría ante la aplicación de antibióticos y que en los análisis realizados no se pudo rescatar ningún germen: ni neumococo ni meningococo”.

Cabe destacar que sanitariamente se impartieron medidas y recomendaciones higiénico-sanitarias con el tratamiento adecuado.

Asimismo, atendiendo a un posible segundo caso en la referida localidad, Gavini sostuvo que “se descartó desde la clínica el síndrome meníngeo pero sí se solicitaron análisis de laboratorio en Viale, por orden del pediatra de cabecera, al tiempo que se indicó ibuprofeno para la fiebre”.

La profesional definió que “las meningitis pueden ser a distintos gérmenes: hongos, virus y bacterias y se manifiesta con vómitos, dolor de cabeza, rigidez de nuca y petequias (pequeñas hemorragias en piel)”.

“Desde el Ministerio de Salud impartimos ciertas recomendaciones ante la presencia de meningitis: hacer la búsqueda activa entre los niños en edad escolar, evaluando si alguno presenta síntomas para indicar la consulta precoz al médico y así descartar o confirmar la enfermedad. También airear los ambientes porque son gérmenes que habitualmente se transmiten por vías respiratorias de persona a persona”.

Permanece en observación el segundo caso

Respecto al segundo caso, desde la Guardia Central de Pediatría del hospital Materno Infantil San Roque señalaron que “no reúne los síntomas para pensar en este momento en un cuadro meningeo pero, dado los antecedentes que refiere la madre, permanecerá por seis horas en observación en la sala de cuidados especiales y luego se definirán los pasos a seguir”.