La Sala Penal y de Procedimientos Constitucionales del Superior Tribunal de Justicia (STJ) hizo lugar al recurso de queja planteado por los abogados defensores de 4 de los 9 detenidos en la Unidad Penal de Paraná, imputados en la megacausa de los contratos truchos en la Legislatura, y que según la tesis del Ministerio Público Fiscal habría producido un perjuicio al Estado del orden de los $2.000 millones.

La investigación penal tiene a siete personas con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1 y otras dos, bajo el régimen de arresto domiciliario. Hugo Mena, Esteban Scialocomo y Alfredo Bilbao cumplen prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1 de Paraná, en tanto que Flavia Beckman tiene la modalidad de prisión domiciliaria.

También están en la cárcel Juan Pablo Aguilera, secretario del bloque de senadores del peronismo, cuñado del exgobernador Sergio Urribarri; Gustavo Pérez, exdirector del Servicio Administrativo Contable de la Cámara de Senadores; Roberto Ariel Faure; y Alejandro Almada, cuñado de Aguilera. Además de Beckman, también tiene prisión preventiva bajo la modalidad domiciliaria el director del Servicio Administrativo Contable de la Cámara de Diputados, Sergio Cardoso.

La decisión se adoptó a pocas horas de haberse realizado la audiencia en la que los defensores de 4 de los 9  imputados en la causa que están con restricciones de la libertad solicitaran el cese de las restricciones a su libertad. 

Los abogados José Velázquez y Humberto Franchi -defensores de Flavia Beckman (hoy con prisión preventiva domiciliaria), Hugo Mena y Esteban Scialocomo- e Iván Vernengo y Damián Petenatti -que representan a Alfredo Bilbao- habían acudido  con un recurso de queja ante la Sala Penal luego de las distintas decisiones judiciales que habían denegado la libertad de sus defendidos. Primero la jueza de Garantías Marina Barbagelata y después la jueza de juicio Carolina Castaño, y más tarde la Cámara de Casación Penal no habían atendido las razones de los defensores. Incluso, Casación rechazó un recurso extraordinario, por lo que los representantes legales de los detenidos con preventiva llegaron en queja a la Sala Penal del STJ.

El máximo tribunal revocó “íntegramente” lo resuelto por Casación. “En consecuencia, se dispone el cese de la prisión preventiva ordenando la inmediata libertad, bajo caución juratoria de Flavia Beckman, Hugo Mena, Esteban Scialócomo y Alfredo Bilbao”. Además, impuso a los involucrados en la causa de los contratos que ahora recuperan su libertad las siguientes medidas de coerción:  la fijación de domicilio en la  ciudad de Paraná;  la prohibición de todo vínculo con testigos de  las presentes actuaciones como así también, la de realizar cualquier
tipo de actos perturbadores hacia éstos; la obligación de  concurrir semanalmente ante la fiscalía interviniente dando cuenta de  su presencia; la prohibición de ausentarse de la ciudad, sin  expresa autorización.

Los fundamentos de esa resolución, que no se conocieron de momento, se harán públicas durante una audiencia que tendrá lugar el 15 de este mes, a las 12,30.

La decisión de la Sala Penal del STJ de otorgarles la libertad a Mena, Scialocomo y Bilbao, que estaban alojados en la Unidad Penal N° 1 y dar por terminada la prisión domiciliaria de Beckman, abre el camino para los otros cinco imputados en la causa de los contratos: el cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera; el cuñado de éste, Alejandro Almada; el exdirector del Servicio Administrativo Contable del Senado, Gustavo Pérez; y el contador Alfredo Ariel Faure. En tanto, tiene prisión preventiva domicialiara el exdirector del Servicio Administrativo Contable de Diputados, Sergio Cardoso.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.