La sensualidad, al parece, transita los caminos más insólitos. Eso, al menos, muestra una vidriera de una lencería de la ciudad. En el juego de la seducción, una mujer puede lucir ropa interior temática, y virar desde el verde oliva militar hasta las máscaras de una saga de La Guerra de las Galaxias.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.