El intendente de Concordia, Enrique Cresto, logró, con 8 votos a favor y 4 en contra, entre ellos un oficialista, que el Concejo Deliberante le aprobara la declaración del estado de emergencia social de la Municipalidad “hasta el 31 de diciembre del corriente año, prorrogable por el Departamento Ejecutivo con los alcances, limitaciones y características establecidas en la presente ordenanza, siendo su objetivo principal asegurar el mantenimiento de todos los programas y actividades sociales del municipio en la actualidad”.

La iniciativa elevada por Cresto al Concejo da cuenta del contexto en el que se declara la emergencia en función de la crisis socioeconómica que lleva a que haya crecido “la cantidad de vecinos que diariamente se acercan a las distintas dependencias del municipio en la búsqueda de ayudas sociales para poder hacer frente a sus necesidades básicas, como lo son: la alimentación, el acceso a la salud y a la educación”.

Pero  además de plantear un cuadro de situación que vive Concordia, responsabiliza al gobierno de Mauricio Macri y también al de Gustavo Bordet por la merma en los ingresos de la Municipalidad. Así, dice Cresto en los fundamentos de la ordenanza de emergencia que aprobó el Concejo, frente a una inflación semestral del 24,4%, “tenemos una importante caída de los ingresos en términos resales en concepto de Coparticipación Nacional y Provincial (que componen el 50% del presupuesto municipal”.

“Por otra parte -agrega-, el Gobierno Nacional eliminó el Fondo Federal Solidario (conocido como Fondo de la Soja) que impactó fuertemente en el volumen de ejecución de ejecución de obras. A su vez, el Gobierno Provincial no renovó los Convenios de Salud que aportaban (al menos parcialmente) fondos para atender a los 18 Centros de Salud y a la Asistencia Pública, que hoy el Municipio se ve en la necesidad de financiar en su totalidad”.

Y añade: “A eso se suma la caída de programas nacionales como el Plan Remediar, entre otros programas nacionales, la ausencia también de aportes extraordinarios, tanto de Nación como de Provincia”.

“Tangencialmente, repercuten también la ausencia o disminución de programas de Obra Pública y Pavimentación que muchas veces eran realizados por la Casfegs, la Nación o la Provincia y que ahora deben ser pagados casi de manera exclusiva por la Municipalidad”, apunta.

La aprobación de la emergencia se dio este jueves en el Concejo Deliberante de Concordia en una sesión caliente. En especial, según refleja El Entre Ríos, a partir del momento en que el concejal oficialista Alberto Armanazqui solicitó el tratamiento sobre tablas del proyecto del Ejecutivo.

La primera discusión fuerte fue protagonizada por el viceintendente Armando Gay, cuando consideró una “falta de ética” el pedido de Armanazqui de que no se leyeran en voz alta los considerandos del proyecto. Ambos se cruzaron y finalmente se sometió la cuestión a votación. Triunfó la posición del Viceintendente y la Secretaria debió leer pacientemente todos los considerandos.

Más adelante, sobrevendría la irrupción de empleados municipales que se movilizaron para impedir que se aprobara el proyecto. Pero tras un cuarto intermedio, finalmente la norma fue aprobada por mayoría, tanto en general como en particular. Nueve concejales apoyaron el proyecto mientras que cuatro votaron en contra.

Entre los que no apoyaron la emergencia de Cresto hay un concejal oficialista: Ivan Alali, quien es dirigente del Sindicato Único de Empleados Municipales de Concordia (Suemc).

Los otros tres, de Cambiemos y del Frente Renovador: Magdalena Reta de Urquiza, Carola Ianer y Nicolás Maulins.

La emergencia establece que los empresarios que tienen deudas con la comuna, podrán volver a participar en las licitaciones y, si resultan ganadores, se le descontará de lo que deba pagárseles “el monto de su deuda tributaria hasta su cancelación”. A pedido del concejal Esteban Benítez, se le agregó como condición que previamente firmen un convenio de pago.

Art. 1: Declarar el estado de emergencia social de la Municipalidad de Concordia hasta el 31 de diciembre del corriente año, prorrogable por el Departamento Ejecutivo con los alcances, limitaciones y características establecidas en la presente ordenanza, siendo su objetivo principal asegurar el mantenimiento de todos los programas y actividades sociales del municipio en la actualidad.

 

Art 2: Facúltase al Departamento ejecutivo municipal, a los fines de dar cumplimiento al artículo precedente, al dictado de las normas necesarias y pertinentes con los límites y alcances que se establecen en los artículos 3, 4, 5, 6, 7 y 8 de la presente ordenanza.

 

Art. 3: Encomiéndase al Departamento Ejecutivo Municipal el adoptar las medidas adecuadas para garantizar la solvencia fiscal necesaria con el fin de atender la emergencia social.

 

 

Art. 4: Suspender durante el término de la emergencia el ingreso a la planta permanente de personal de nuevos agentes como la confección de nuevos contratos, con o sin aportes, salvo casos excepcionales y que sean mediante concursos públicos, siempre y cuando se trate de cubrir vacantes.

Con Información de El Entre Ríos
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.