“Nos comprometimos con el viceintendente (Armando Luis Gay) a dictar un decreto desde el Municipio de Concordia, confirmando el compromiso con el Pacto de San Antonio de Padua en todos sus términos. No solamente en la defensa de la vida desde la concepción, y la defensa  de las dos vidas, sino en todos sus términos”, dijo hoy el intendente Enrique Cresto, al designar “ciudad pro vida” a Concordia, iniciativa que no había prosperado en junio último en el Concejo Deliberante.

El acto, que tuvo lugar en la Municipalidad de Concordia, contó con la participación de representantes de los distintos credos, y de mucha gente portando el pañuelo celeste de “defensa de las dos vidas”, en contra del aborto.

La idea de ciudad “pro vida” no había prosperado en el Concejo Deliberante. De los 13 concejales que integran el cuerpo deliberativo, 5 se manifestaron pro vida, 6 votaron en contra, 1 se abstuvo y el último, faltó a la sesión del 13 de junio último.

Cresto -férreo defensor “de las dos vidas”, al igual que su hermana, la diputada nacional Mayda Cresto- ya había demostrado su militancia antiaborto durante el desfile del 9 de Julio, en Concordia, cuando se fotografió sosteniendo el pañuelo celeste de los pro vida. Su hermana, la diputada nacional, no acompañó el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, que consiguió la media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación, y que ahora se trata en el Senado.

El denominado Pacto de San Antonio de Padua, que en diciembre de 2016 firmaron varios intendentes de la provincia en Villaguay, es una iniciativa que impulsaron los barones del conurbano bonaerense, bajo la tutela del papa Francisco, y que entre otras cosas, apunta a una “defensa de la familia, en contra del aborto”, la lucha contra el narcotráfico, el hambre y la pobreza, el cuidado del medioambiente, y la lucha por la erradicación del abuso infantil y la trata de personas.

Ratificamos el #PactoDePadua #DesarrolloIntegralDeLasPersonas

Una publicación compartida de Enrique Cresto (@enriquecresto) el

Ratificamos el #PactoDePadua #DesarrolloIntegralDeLasPersonas #CuidemosLaCasaComun

Una publicación compartida de Enrique Cresto (@enriquecresto) el

El Pacto tuvo el impulso del intendente de Merlo, Gustavo Menéndez (Frente para la Victoria), y en Entre Ríos, una de sus principales espadas es el jefe comunal de Concordia, Enrique Cresto, y tiene su fundamento teórico en los lineamientos expuestos por Francisco en la encíclica Laudato Si (“Alabado sea”).

El documento que dio origen al movimiento de seguidores de Francisco se dio a mediados de enero de 2016 en la iglesia franciscana de San Antonio de Padua, que se coronó con un asado a la quinta municipal “La Colonial”. Después, se replicó en varios puntos del país, y en Entre Ríos, el exobispo de Gualeguaychú, Jorge Lozano, encabezó un acto de ese tenor.

El Pacto de Padua contiene estos diez puntos: 1) combate del narcotráfico; 2) prevención de la drogodependencia; 3) lucha contra el hambre; 4) combate contra la violencia de género; 5) defensa de la familia y rechazo al aborto; 6) impulso de las energías renovables; 7) combate de la pobreza; 8) acceso universal a la salud, la educación y el agua potable; 9) erradicación del abuso infantil y la trata de personas; 10) creación de observatorios para “tareas de cambios de paradigmas, de conductas individuales y colectivas”.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.