Hace una semana, FM Litoral (103.1) no sólo es música, voces y sonidos, sino también imagen. Una de las frecuencias moduladas de mayor popularidad en la ciudad transmite ahora durante todo el día en HD (alta definición, según sus siglas en inglés), a través de su página web, pero también con una aplicación para móviles. Cristian Bello, a cargo de la gerencia comercial de la emisora, sostiene que la radio intenta “captar nuevos públicos” y a la vez torcer el escenario de colonización de radios porteñas, que dominan la audiencia y el comercio en Paraná.

 

Bello salió a posicionar FM Litoral ni bien se hizo cargo de la radio en abril del año pasado. Comenzó por llevar su marca de tantos años en LT 14, “Nunca es tarde”, a la FM de calle Artigas. Luego, le añadió otros productos, respetó los clásicos de la casa y fue implementando los cambios que creyó conveniente.

 

Desde fines del año pasado, la radio se mudó a su productora en calle Blas Parera, y con la incorporación de Marcelo “Bruja” Verón completó una programación local amplia, que acentúa su perfil informativo.

 

Litoral apuesta al periodismo y la información local: intenta proponer una agenda de interés para los oyentes que buscan saber qué pasa acá.

 

La semana pasada, el gerente comercial de la radio dio un paso más en este sentido: Litoral se convirtió así en la primera radio de la ciudad en transmitir, vía Internet, con imagen HD desde sus estudios, a tres cámaras y también desde la calle, con otras tres cámaras, en lugares estratégicos de la ciudad. El móvil de la radio, incluso, también transmite con imagen desde el lugar de los hechos. Litoral, además, ofrece una aplicación para bajar en dispositivos móviles, que permite seguir la transmisión en HD, escuchar la radio o participar de los programas a través de redes sociales.

 

“La transmisión en HD es la tendencia y te permite interactuar de otra manera con el oyente”, sostiene Bello en diálogo con Entre Ríos Ahora y subraya que al encarar la iniciativa “pensamos en nuevos públicos y en tratar de captar al que nunca escuchó radio en su forma tradicional, o los que están en la computadora haciendo otra cosa, incluso adonde la señal de la radio no puede llegar”.

 

El empresario de medios y legislador del Parlasur considera que las herramientas mencionadas que ofrece la tecnología aplicadas a la radio “ayudan a redescubrir otro público”. Y al mismo tiempo, analiza, cooperan en dar una batalla que la radio de Paraná viene perdiendo desde hace tiempo.

 

“Acá se ha producido, en los últimos años, una especie de colonización de la radio de  Buenos Aires. La gente se acostumbró a escuchar radios de allá, como es su momento pasó con la TV”, señala y argumenta que “la idea es dar una programación local durante todo el día, con recursos que se usan en Buenos Aires”. En resumen, dice Bello,  la idea es “tratar de ser competitivo con lo que la gente se acostumbró a escuchar, porque en definitiva hoy tenemos todos, mas o menos, los mismo recursos”.

 

Si algunos empresarios vieron la ocasión y, con una inversión módica, hicieron dinero bajando radios de Buenos Aires, analiza Bello, eso habla al menos de dos déficits locales, más allá del sentido de la oportunidad que distingue a los visionarios de la ventaja, como por ejemplo los que explotan hoy en Paraná la idea de bajar Mitre, La Cien, Vale o Mega, con no más de tres empleados y un costo cero de producción.

 

“Paraná no tenía una radio local con programación completa todo el día. O había una, que puede ser La Voz, pero en general se había perdido esa idea y las radios que bajaban de Buenos Aires comenzaron a ocupar ese lugar, vendiendo la publicidad a un costo mucho más bajo, porque no tienen  gasto de producción, ni de personal”, estimó Bello.

 

Si  bien por un lado el conductor considera que los medios, al menos por ahora, “no hemos sabido ofrecer alternativas válidas para evitar que eso avance”, también es cierto, analiza, que hay responsabilidad del comercio local.

 

“Ellos piden que le compremos, pero es importante que apoyen lo de acá también, porque los medios locales emplean a gente de acá. Por más que sea más barato y escuchado lo otro, si queremos revertir esa tendencia, tenemos que hacer las cosas  de otra manera. Ellos mismos necesitan de los medos locales y no sólo para difundir sus cosas, ya no a nivel publicitario, sino también institucional, cuando tienen cualquier tipo de inconveniente”, analiza.

 

En ese contexto, Bello sale a jugar su partido. Sale a buscar oyentes y comerciantes que ganaron las emisoras dedicadas a bajar la oferta porteña. Lo hace, dice, con los mismos recursos que se utilizan allá, pero con voces de acá y con las cosas que pasan acá.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.