El conflicto docente ya consiguió dividir las aguas dentro de la oposición, y particularmente hacia el interior del radicalismo.
Este martes, el diputado provincial Sergio Kneeteman (Cambiemos) se refirió al enfrentamiento entre los docentes y la administración del gobernador Gustavo Bordet, y opinó que la propuesta salarial del 18% ofrecido por el Gobierno a los docentes entrerrianos “es razonable” teniendo en cuenta la proyección que hace el gobierno de la inflación. Asimismo, señaló que es necesario encontrarle una solución a los errores de liquidaciones. Sin embargo, entendió que no sólo hay que discutir salarios sino que también las falencias educativas en general.

En declaraciones a LT14, Keneeteman dijo que del conflicto educativo “se sale sentándonos todos a analizar no solamente la cuestión salarial, que la tenemos que discutir con absoluta responsabilidad”. El legislador sostuvo que es necesario sentarse “a analizar todo el conflicto docente” para encontrar una salida a los problemas educativos y remarcó que es necesario definir “cómo hacemos para que los chicos no emigren a la escuela privadas”. En ese sentido, convocó “a la cordura y al diálogo”.

Desde la Unión Cívica Radical (UCR) salió a responderle el dirigente Ramiro Pereira, que le dijo que el lugar del radicalismo “es con los docentes, no al lado de Bordet.”

Así se expresó el abogado radical Ramiro Pereira ante las declaraciones de Kneeteman. Afirmó Pereira la insuficiencia del 18% de aumento para los docentes en Entre Ríos, porque a su criterio no compensa el deterioro salarial de 2016 y “pauperiza la carrera docente”, y señaló que Kneeteman “piensa que el ofrecimiento del Gobierno provincial es razonable, pero debiera saber que la única pauta de lo razonable no puede ser el razonamiento de los satisfechos, en una sociedad donde la gran brecha está dada por la desigualdad social.”

Además, sostuvo la inconsistencia de mencionar al federalismo para defender la desactivación de la paritaria nacional docente: “La UCR de Entre Ríos, desde los tiempos de Laurencena y Mihura, supo pelear por la autonomía entrerriana. Ahora bien, no hay autonomía si hay dependencia financiera de la gracia del o la presidente. La causa federal debe ser tomada en serio por los partidos políticos entrerrianos, no ser utilizada livianamente frente a la realidad de un sistema federal con provincias desfinanciadas”

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.