La fiscal Fernanda Ruffatti, de la Unidad de Violencia de Género y Abusos del Poder Judicial, imputó a cuatro jóvenes en el marco de la causa que investiga abusos e intento de violación a una menor de 15 años durante la fiesta de cumpleaños de un jugador de la reserva de Patronato, el sábado, en una casa quinta ubicada en Darwin y García Verdier.

La novedad la dio a conocer hoy en conferencia de prensa el procurador general Jorge García, quien dijo que la fiscal Ruffatti decidió imputar a los cuatro jóvenes denunciados por abusos e intento de violación a una menor de 15 años, en la fiesta realizada el sábado último, en una residencia de calle Darwin. Uno de los denunciados es menor de edad. La decisión se adoptó después de la cámara Gesell realizada a la adolescente, cuyo relato fue contundente para la justicia y por ende se complicó la situación de los denunciados, Pepe Ramos -hijo del propietario de la casa-, Bruno Malimberni, Mariano Perretti y el menor, cuya identidad se preserva.

 

“Esta circunstancia que estamos investigando ha generado una cantidad importante de elucubraciones y sobreinformación. Queremos ratificar o que dijimos ayer: solicitamos cautela. Recién estamos comenzando a investigación y como cualquiera llega hasta las últimas consecuencias en cuanto a si existe o no delito y quienes son los culpables. Sabemos que se trata de una menor de edad y la normativa hace que seamos muy cautos en a información que vertimos para no revictimizar”, introdujo el procurador García este martes por la mañana.

La investigación comenzó a avanzar sobre el caso del cual trascendieron detalles ayer, acerca de una “fiesta de cumpleaños” de un joven paranaense, que se realizó el pasado sábado en una casa quinta de la zona de la Toma Vieja, la que derivó en una denuncia en la justicia por el supuesto delito de intento de abuso de una menor en forma reiterada, presentada ante la fiscal de la Unidad de Violencia de Género.

En realidad, era el festejo de cumpleaños de Bruno Malimberni, jugador de la reserva de Patronato.

“Lo que aquí se está imputando es la posibilidad de que haya habido abuso sexual contra una niña de 15 años. Hablamos de abuso sexual por violencia o por coacción, es decir, por intimidación. Cualquiera de estas situaciones, podría tener en principio, la calificación de tentativa de violación o cualquier otra calificación de delitos contra la integridad sexual”, explicó el procurador García en la conferencia de prensa.

En referencia a la imputación, el procurador general sostuvo que “hay tres mayores y un menor imputados, en principio por tentativa de violación. Los acusados ya tienen el asesoramiento legal de abogados defensores, que son los doctores Julio Federik, Leopoldo Lambruschini, Adolfo Amarilla y Jazmín”, informó el fiscal en diálogo con Elonce TV.

, quienes intentaron violarla, en diferentes momentos y en fracción de minutos.

 

Los organizadores de la fiesta en la que se denuncia una tentativa de abuso, tomaron como modalidad del festejo, invitar a numerosas adolescentes de alrededor de 15 años, para ser parte de una jornada veraniega en la que habría habido mucho alcohol, música y supuestamente también, encuentros sexuales en diferentes lugares del predio, aunque a pocas menores se les anticipó cuál iban a ser las características de la fiesta.

 

Fuentes: Análisis Digital y El Once.