Joaquín Ubaldo Hail, el líder de la banda de cumbia pop Kuwayt y dirigente de la juventud de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) en Nogoyá, no irá de momento a juicio, aunque seguirá detenido con prisión preventiva en la Unidad Penal de Victoria.

Hail carga con tres acusaciones: abuso sexual con acceso carnal, estupro y grooming -una forma de acoso a través de las redes sociales-, y en todos los casos las víctimas son menores de edad. Este viernes se realizó una audiencia ante el juez Civil y Comercial N° 1 de Nogoyá, Américo Daniel Luna, y en esa instancia el fiscal Rodrigo Molina, y el defensor de Hail, Augusto Lafferriere, acordaron posponer la audiencia de elevación a juicio y de ese modo permitir una salida a través de un juicio abreviado.

No obstante, se acordó que se lo mantendrá en prisión preventiva en la Unidad Penal de Victoria hasta el próximo 23 de julio. Hail está detenido  desde noviembre 20178, lugar donde permanecerá por los próximos dos meses.

Hail carga con tres acusaciones: una por abuso sexual con acceso carnal; otra por estupro; y una última por grooming, un tipo penal que hace alusión al acoso por redes sociale.

 En septiembre, el juez Luna había rechazado un pedido del Ministerio Público Fiscal de mandarlo a prisión a Hail y sólo accedió a aplicarle prisión preventiva domiciliaria. 

El magistrado dispuso “rechazar la medida de prisión preventiva interesada” por el Ministerio Público Fiscal, y en vez de eso impuso a Joaquín Ubaldo Hail una medida “sustitutiva de prisión preventiva” consistente en “un arresto domiciliario por el término de 60 días con prohibición absoluta de uso de redes sociales como asimismo prohibición de todo tipo de contacto con personas nombradas” en el expediente judicial, “sean víctimas, amigos o familiares” de las víctimas y de acercarse “a menos de 400 metros”.

Pero mientras estaba con restricción de la libertad en su vivienda, Hail violó esa limitación que le había impuesto la Justicia

El miércoles 24 de octubre, el músico y dirigente fue imputado por el delito de grooming. Y ese mismo día, la familia de la segunda menor que denunció los abusos hizo saber a la Fiscalía que su hija seguía viéndose en la casa de Hail, a pesar de la prisión domiciliaria que cumplía y de la prohibición de acercamiento a sus víctimas. Una cámara de seguridad cercana al domicilio de Hail registró el ingreso de la menor 16,28 y salida a 17,51. Eso ocurrió aún cuando Hail tenía prohibición de contacto con la menor.

Fue a raíz de la violación de una medida de seguridad concreta que el fiscal FedericoUriburu pidió al juez Luna la prisión preventiva en la Unidad Penal de Victoria, a lo que el magistrado accedió. El 26 de octubre Hail fue enviado a la cárcel de Victoria donde estará hasta el 23 de abril próximo. Entonces se evaluará una posible salida mediante juicio abreviado.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.