Viviana Sánchez, actual integrante del Directorio del Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) y candidata a la reelección en representación de los trabajadores de la obra social, aseguró que el proceso electoral está demorado y teñido de irregularidades a tres días de los comicios.

La representante de los trabajadores de la obra social apuntó como responsables de la situación a la Junta Electoral y al actual presidente de la obra social, Fernando Cañete, a quien lo acusó de haber apretado a empelados para que voten por una lista de su preferencia, que encabeza Nancy Asselborn. “Es una campaña un poco sucia para uno que no está acostumbrado a esto”, lamentó.

“Recién estamos teniendo los padrones. Los pedimos hace una semana a los padrones provisorios y se hicieron las observaciones correspondientes para modificar domicilios y recién hoy –por este lunes- a las 14 subieron los padrones definitivos”, comentó Sánchez en diálogo con el programa Puro Cuento, que se emite por Radio Costa Paraná 88.1.

La dirigente, que busca la reelección en el directorio, ejemplificó que a tres días de las elecciones se encontraron con un padrón plagado de errores, tales como afiliados que no aparecen enlistados para votar u otros que figuran con domicilio distinto al que tienen. Por esa situación, indicó que su lista aún no designó fiscales para las elecciones.

“Hay gente que pedimos reincorporar porque no están. La verdad, es sumamente difícil manejarse con un padrón de 800 empleados”, dijo y a modo de ejemplo contó que una empleado del Iosper en Capital Federal figura con domicilio en Paraná.

Consultada sobre los incidentes ocurridos el viernes pasado, cuando un grupo de militantes municipales afín a la lista que postula la candidatura del concordiense Maximiliano Torres como director titular, y el paranaense Hugo Vásquez, como suplente, golpearon a dos integrantes de la Junta Electoral –Pablo Testa y Rodrigo Ibañez-, Sánchez tomó distancia de ese grupo: “Nosotros no participamos de eso, no estuvimos, pero creo que todo viene a raíz de estas irregularidades, de la falta de información y la falta de contestar observaciones en tiempo y forma por parte de la Junta Electoral”, sostuvo.

Al ser preguntada si cree que el actual presidente del Iosper, Fernando Cañete, tiene alguna injerencia en la Junta Electoral, Sánchez afirmó que sí: “Yo desde el primer momento dije que el presidente del directorio tuvo una injerencia directa en la otra lista (NdlaR: en alusión a la que encabeza Nancy Asselborn). Nosotros somos dos listas que competimos y el presidente incidió en los empleados para que voten a la otra lista. Eso lo fuimos informando a cada uno de nuestros compañeros. No corremos con el caballo del comisario”, manifestó.

La dirigente aseguró que el titular de la obra social habría enviado audios –a través de Whatsapp- para torcer la voluntad de los empleados que deben votar el próximo jueves. “Hay audios amenazantes para que voten a quienes los hicieron entrar. Se juega con los más débiles, que son los contratados”, sostuvo.

En ese sentido, consideró que “es una campaña un poco sucia para uno que no está acostumbrado a esto y que pensó que podíamos seguir cuatro años para fortalecer la institución y a los empleados”.

“Pensaba trabajar cuatro años más, nos presentamos con más del 70% de avales. Hoy vemos que hay miedo cuando uno no está con el poder”, completó.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.