El claustro de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) denunció un proceso de tercerización que está ocurriendo en esa casa de estudios.

El primer eslabón, hicieron notar, tiene que ver con la contratación de una empresa de seguridad privada que custodia el edificio, ubicado en Avenida Alameda de la Federación y Buenos Aires. 0

Desde el 4 de septiembre, la Facultad de Ciencias de la Educación al servicio de seguridad privada Phoenix, que “custodia la facultad”, medida aplicada sin haber sido discutida en el Consejo Directivo en el que están los representantes de los distintos claustros.

“Creemos que ante el hecho de violencia que sufrió nuestro compañero no docente, la solución menos invasiva para la autonomía universitaria es generar más cargos no docentes para que los trabajadores de la universidad no queden sólos en las últimas horas de cursado y los sábados”, dijo a Gina Turtula, integrante de la agrupación Indignados, consejera estudiantil.

En ese sentido, la estudiante comentó que la empresa Phoenix “asegura garantizar servicios de seguridad e investigación privada”, lo que genera inquietud en los claustros y, además, advirtió que “han sido denunciados por sus propios trabajadores por contratos basura y flexibles y tuvieron como agente a un represor de la última dictadura cívico-militar-clerical, Cosme Demonte, quien fue condenado en la Causa Área Paraná”.

“No creemos que la solución sea la tercerización mediante la contratación de agentes privados externos a la comunidad universitaria”, remarcó la referente del claustro estudiantil, quien remarcó: “Estamos convencidos que estas decisiones que afectan a la vida universitaria deben tomarse democráticamente con la participación de quienes habitamos todos los días la facultad”.

Fuente: Agencia de Informaciones Mercosur (AIM)