El juez federal Claudio Bonadio tomó este jueves una impactante decisión política y judicial al pedirle al Senado el desafuero de Cristina Kirchner para detenerla por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA.

La ex presidenta fue procesada los delitos de “traición a la Patria” y “encubrimiento agravado” de iraníes prófugos por el atentado a la AMIA y el juez le aplicó un embargo de 50 millones de pesos.

Bonadio consideró necesaria su detención porque Cristina con sus contactos “puede entorpecer la causa”. Se trata de la aplicación de lo que en Comodoro Py se conoce como la “Doctrina Irurzún”, en relación al fallo de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal que dispone la prisión preventiva de ex funcionarios por el sólo hecho de haberlo sido.

En ese escenario, los bloques de diputados y de senadores de Entre Ríos expresaron su repudio a la medida judicial.

“Definitivamente Cambiemos demuestra su sesgada concepción democrática. Quiere gobernar sin oposición. La persecución que judicializa la política argentina se sustancia en su totalidad con hombres y mujeres que expresan a un alto porcentaje de la sociedad argentina que no está de acuerdo con este gobierno. Y eso no es malo, es intrínseco al sistema democrático. Sin oposición no hay democracia”, señaló el bloque de diputados del Partido Justicialista de Entre Ríos.

Y agregó: “Estas decisiones del más alto eslabón del poder político, ejecutadas por jueces parciales y atizadas por los medios hegemónicos, pervierten el sistema penal toda vez que judicializan decisiones políticas tomadas dentro del ámbito de sus funciones y atribuciones y de acuerdo a sus juicios de valor en un momento determinado de la historia”.

En tanto, desde el Senado también rechazaron el accionar del Gobierno que, señalaron, “que se ha dedicado a perseguir a funcionarios del anterior gobierno democrático, como así también, desde el inicio de la actual gestión, a dirigentes sociales”. 

“Es de público conocimiento la persecución política a los dirigentes opositores y parecería que solo las instituciones funcionan contra ellos y no contra los funcionarios del actual gabinete nacional que han sido denunciados judicialmente en su mayoría”, indicó el bloque que preside el senador Ángel Giano.

  

“Sostenemos que no es una buena práctica democrática prejuzgar,  utilizar a la justicia para perseguir opositores, ni buscar la condena social o condenar con anticipación a que funcionen las instituciones. Pareciera que contra dirigentes opositores se ha invertido el principio del derecho penal de que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, por el de ser culpable hasta que pase el tiempo y se demuestre la inocencia, y buscando el escarnio y la condena social como principal objetivo”, señalaron los senadores. 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.