El Acceso Norte a Paraná está sometido a obras de reparación y reconstrucción. La obra, inaugurada a medias en 2012 por el exgobernador Sergio Urribarri, es siendo ahora puesta a punto, con más medidas de seguridad, y completando lo que nunca se hizo: la doble vía en toda su extensión. Los obreros trabajan a un costado de la ruta, y a modo de advertencia hay cartelería en toda su extensión. Pero los automovilistas rara vez prestan atención a esos carteles. La velocidad tan alta que desarrollan –sin disminuir como pide la cartelería, como enseñan los conos– produce que los carteles terminen tirado a un costado, sin cumplir ninguna función. Entonces, para los que a unos significan nada, para otros significan mucho, evitar un accidente, por ejemplo.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos.