Ahí, antes, hubo una cabina. La cabina se construyó en el “portal”, así se denominó, de la Toma Vieja. Pero la cabina ya no está más. Fue destruyéndose de a poco, sin jamás haberse usado. Allí, en octubre de 2014 la administración de la exintendenta Blanca Osuna licitó la construcción de un “portal”. Una cabina en el acceso, una obra que costó casi $700 mil. Se presentó un solo oferente para realizar la obra. La empresa José Alberto Piedrabuena Construcciones fue la única oferente en la apertura de sobres correspondiente a la Licitación Pública 161/14, mediante la cual se adjudicó y contrató la provisión de materiales y mano de obra necesaria para la ejecución de la obra denominada “Portal Ingreso Toma Vieja”. Pero el “portal” nunca tuvo uso, y ahora, después de un continuo vandalismo, ya no está más en pie.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.