El boliche Ortiz, que funciona donde antes estuvo el Museo de la Ciudad, en Acuerdo de San Nicolás y Avenida Costanera, cambió de dueño. A decir verdad, incorporó una nuevo dueño, que es viejo conocido del dueño primero: la sociedad ahora está integrada por Miguel Ángel Marizza, titular de Caballi Construcciones SA, y Néstor Juan Szczech, de la firma constructora Szczech y Szczech.
Juntos participan de la obra pública. Y juntos participan ahora también del negocio de la diversión.
En mayo último, Entre Ríos Ahora dio cuenta de que ambos habían conformado Kuva Sociedad Anónima. http://entreriosahora.com/de-los-ladrillos-al-boliche-marizza-con-nueva-empresa/
El que más conoce del rubro es Marizza, claro.
En 2003 dio vida a Budha en las antiguas instalaciones de la planta de agua de la ciudad, en la Toma Vieja, y después regenteó Señor Anderson, en los Galpones de Puerto Nuevo.
La nueva sociedad, Kuva SA, fue consttiuida el 23 de diciembre de 2015, y se fijó domicilio legal en calle Gobernador Crespo 1.471, la misma dirección de Antonio Caballi Construcciones SA.
La sociedad se dedicará a la prestación de “servicios de gastronomía”, con la posibilidad de “proyectar, construir, ejecutar, y posteriormente desarrollar y explotar comercialmente servicios gastronómicos y/o de confitería, sea en locales propios y/o en aquellos recibidos en concesión privada y/o pública, en particular, brindar el servicio de comedor, restaurante, patio cervecero, bar, cafetería, confitería y/o demás relacionados a tal actividad principal”.
También, dice el edicto de constitución de Kuva SA, se dedicará a la “organización y desarrollo de espectáculos públicos”.
Ortiz, en cambio, surgió en noviembre de 2014. Pero entonces Altos de la Toma SA era propietaria del boliche. Allí tenían parte Marizza y el exdueño de la agencia de seguridad El Guardián, Marcelo Tórtul.
El 6 del actual se publicó en el Boletín Oficial un edicto que da cambio de un cambio societario.
Ahora, Ortiz SA está integrada por los accionistas Miguel Ángel Marizza y Néstor Juan Szczech. Y con un capital social que, va de suyo, es simbólico: apenas $300 mil.
El primer directorio de la nueva sociedad, que se constituyó el 31 de marzo último, “será unipersonal –dice el edicto– designándose por unanimidad” como presidente a Marizza; y como director suplente, Ramiro Budini, “casado con Gisele Marizza”.
El exMuseo de la Ciudad y la vieja Toma no son los dos únicos espacios públicos que ha ocupado Marizza para montar sus boliches.
En 2008, Marizza ya había logrado que el Estado le cediera instalaciones en Puerto Nuevo de Paraná para montar allí un boliche bailable. Así nació Anderson Rock, que después tuvo varias denominaciones, hasta que finalmente cerró, en diciembre de 2013.
En Ortiz, la noche del 16 de diciembre de 2014, tuvo lugar la cena agasajo a los periodistas que llegaron a Paraná para cubrir la Cumbre de Presidentes del Mercosur. Hasta allí llegó el entonces gobernador , Sergio Urribarri, y el exsecretario de Seguridad, Sergio Berni.
El Estado gastó ese agasajo $199.045.
En aquella Cumbre, además, las empresas constructoras fueron de las más beneficiadas.
En total, el Estado gastó $ 38 millones en cinco constructoras. Al tope de la lista se ubicó la empresa constructora Cemyc SRL, con casi $13 millones. Le sigue Caballi SA, de Miguel Marizza, que se llevó $12,7 millones. Szczech & Szczech cobró casi 7 millones.
Ahora la Justicia investiga a Urribarri y a su ministro de Cultura, Pedro Báez, por los gastos de esa Cumbre.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.