El Gobierno volverá a apelar al remedio judicial para neutralizar la protesta de los maestros y garantizar el dictado de clases en las escuelas.

La decisión se adoptó este miércoles 31 luego de la decisión de los dos principales sindicatos, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) de rechazar la última oferta salarial, la tercera, e ir a un paro de 48 horas, jueves y viernes.

“Somos un gobierno de buena fe, y por sobre todo nos interesa garantizar el derecho a la educación. Reconocemos que los incrementos salariales no son los que quisiéramos para nuestros docentes, pero es el máximo esfuerzo que podemos hacer para no generar un desorden financiero que nos impida pagar los sueldos en tiempo y forma como lo venimos haciendo hasta ahora”, destacó el secretario de Hacienda del Ministerio de Economía, Gustavo Labriola.

El Gobierno ya otorgó un incremento del 22% hasta septiembre, y anunció otra suba, del 7%, entre octubre y noviembre, más un 20% de incremento en el adicional por traslado.
“Ratificamos nuestro absoluto respeto al derecho a huelga como lo hemos hecho siempre, pero en el medio de una negociación salarial paritaria sus miembros deben respetar la reglamentación que tanto ha defendido el gremio, y sin embargo no lo han hecho”, expresó la presidenta del Consejo General de Educación (CGE), Marta Landó.

El Gobierno anunció que, ante los sucesivos rechazos a las propuestas salariales y la realización de medidas de fuerza “que ponen en peligro el derecho a aprender, y el incumplimiento de los términos paritarios, vamos a pedir las sanciones que correspondan a los dirigentes gremiales y a solicitar al Poder Judicial la conciliación obligatoria para que se abstengan de realizar nuevas medidas de fuerza y se convoque a una audiencia de conciliación”.

Con los dos días de paro de esta semana, el ciclo lectivo soportará ya una merma de 17 días de clase por huelgas.

Reedición


Al inicio del actual calendario escolar, el Gobierno debió acudir también a la Justicia para frenar las protestas.

El primer encuentro docentes-Gobierno ocurrió el jueves 22 de febrero. Entonces, el Ejecutivo ofreció una recomposición del 15%, dividida en tres tramos (marzo, agosto y octubre). Esa primera oferta fue rechazada.

El martes 27 de febrero se llevó a cabo una segunda reunión, en la que el sindicato Agmer volvió a manifestar su rechazo ya que se trató de una oferta idéntica a la anterior.

El sábado 3 de marzo comenzó a sesionar el congreso de Agmer en Colón, el cual ratificó el no inicio del ciclo lectivo 2018, ya resuelto el 20 de diciembre de 2017 en Gualeguay, medida que fue concretada mediante los paros del lunes 5, martes 6 y jueves 8 de marzo.

El miércoles 7 de marzo se realizó la tercera reunión. El Gobierno volvió a plantear como propuesta un porcentaje anual del 15%, esta vez dividido en dos tramos: 8% en marzo y 7% en agosto. De igual modo, la oferta fue analizada por el congreso de Agmer el 12 de marzo en Concepción del Uruguay. Nuevo rechazo, y la aplicación de un paro de 48 horas, los días 14 y 15 de marzo.

El lunes 19 de marzo se concretó la cuarta reunión. Allí se ofreció un 17%, en dos tramos: 8% en marzo y 7% en agosto. Agmer convocó a un nuevo congreso, esta vez en San Salvador, que se concretó el 22 de marzo. Allí se rechazó la oferta, y la aplicación de dos días de huelga: viernes 23 y lunes 26 de marzo.

El mismo día de realización del congreso, el Gobierno convocó a Agmer a una reunión para el 27 de marzo. En esa reunión, el Gobierno retrotrajo su oferta a la primera que había planteado el 22 de febrero (15%, en tres tramos). El gremio la rechazó.

El viernes 6 de abril se concretó un congreso de Agmer en Colonia Avellaneda que, ante la falta de una oferta mejoradora, decidió aplicar una huelga de 48 horas, los días martes 10 y miércoles 11. Pero el mismo día del congreso, el Gobierno presentó el pedido de conciliación obligatoria en la Justicia.

El viernes 6 se desarrolló el sexto encuentro entre el Poder Ejecutivo con los docentes, y otra vez no hubo acuerdo. El Gobierno ofreció una recomposición salarial para 2018 del 15% en tres tramos. Agmer la rechazó y dispuso huelga para martes 10 y miércoles 11. Ese mismo viernes, la administración del gobernador Gustavo Bordet fue a la Justicia y pidió la aplicación de la conciliación obligatoria.

El sábado 7 abril el titular del Juzgado Laboral N° 3, José Antonio Reviriego, acogió favorablemente el pedido del Gobierno, y dispuso la conciliación obligatoria por 20 días, y convocó a las partes a una audiencia para el martes 10, a las 17. El lunes 9, un congreso de Agmer en Villaguay, votó, con ajustado margen, acatar la conciliación.

En esa reunión del 10 de abril el Gobierno no presentó oferta salaria. Pero sí lo hizo en la segunda audiencia de conciliación, el 19 de abril: a diferencia de la primera audiencia de conciliación, en la que no hubo propuesta, en ese último encuentro sí lo hubo. También hubo rechazo en el congreso del 26 de abril de Agmer.

La última reunión fue el jueves 3 de mayo. El lunes 7 de mayo, en Gualeguay, sesionó el congreso de Agmer.

Los congresales rechazaron la última  salarial,y se le le puso un ultimatum al Gobierno: se lo emplazó a presentar una nueva oferta de recomposición salarial para 2018 para el jueves 9 de ayo. De no ocurrir así, Agmer aplicará un paro de 48 horas los días jueves 10 y viernes 11, que incluirá una marcha provincial a Paraná.

Esa nueva propuesta apareció el 9 de mayo. En esa oportunidad, propuso llevar el aumento del 17% al 19% sobre el básico, incorporando a lo ofrecido en la anterior propuesta un 2% desde septiembre. Esa oferta fue aprobada en el congreso provincial de Agmer que tuvo lugar en La Paz, el 18 de mayo, que puso fin al conflicto. Se trató de una oferta que supuso el pago del 8% en marzo -ya liquidado-, un 9% en julio, y un 2% en septiembre.

El armisticio del Gobierno con los docentes se mantuvo hasta septiembre, cuando la escalada inflacionaria obligó a revisar los números. El 10 de septiembre, el Gobierno convocó a los docentes para anunciarles que al 19% ya otorgado adicionaría un 3%, con lo cual la pauta llegó al 22%.

Pero los maestros no estuvieron de acuerdo. Y piden una nueva negociación.

A los 7 días paros de marzo -los días 5, 6, 8, 14, 15, 23 y 26 de marzo- le siguió la conciliación obligatoria que dictó la Justicia Laboral y la suspensión de la huelga de los días 10 y 11 de abril. Pero las protestas en las escuelas se retomaron los días 4, 5, 24 y 25 de septiembre. En total, 11 jornadas de huelga.

Le siguieron los paros de los días 10 y 11 de este mes, a lo que se agregó el paro del día 18 de octubre. Pero no será el último. El miércoles 24 de octubre los maestros volvieron a la huelga. Para entonces, los paros sumaron un total de 15 días.

Renegociación


El 5 de octubre, el congreso de Agmer que sesionó en Ibicuy emplazó al Gobierno y exigió una recomposición salarial so pena de ir a un paro de 48 horas. La oferta no llegó y los maestros fueron a la huelga los días 10 y 11 de octubre.

Entonces, el gremio  exigió el otorgamiento de un aumento salarial “acorde a la inflación”, la devolución “inmediata” de los 5 días descontados por  huelga, la actualización del adicional por traslado, y un monitoreo mensual de la evolución de la inflación.

La convocatoria del Ejecutivo recién ocurrió el 19 de octubre: la oferta fue un aumento del 6 %, a pagar con los haberes de noviembre. Así, el Gobierno aplicó una suba del 19%, y luego adicionó un 3%, con lo cual la recomposición salarial para 2018 se ubicó en el 22%. Ahora, acaba de ofrecer un 6% más, y así la pauta se iría al 28% anual.

Pero esa propuesta fue rechazada en el congreso provincial de Agmer que se reunió el 23 en San Salvador. 

El día 25, el Gobierno y los docentes volvieron a reunirse en la Secretaría de Trabajo: se reformuló  la propuesta de recomposición salarial para los docentes: el 6% ya ofrecido se pagará en dos tramos, un 3% con los sueldos de octubre, y el otro 3% con los salarios de noviembre, y un aumento del 20% en el código que se paga por traslado de maestros y profesores. Tampoco fue aceptado.

La tercera reunión fue el lunes 29:  el Ejecutivo movió un punto la oferta salarial ya presentada, del 6% al 7%, en dos tramos, y mejoró el adicional por transporte. Se trata de una oferta que se pagaría en dos tramos: un 4 % por complementaria con los haberes de octubre, y un 3 % con los haberes de noviembre. Asimismo, las autoridades del CGE ofrecieron incrementar un 20% el código de traslado (029) a pagar 10 % en octubre y 10 % en noviembre.

Esa tercera oferta fue rechazada por el congreso de Agmer, que sesionó en Gualeguaychú este miércoles 31 de octubre.

Ante esa decisión, el Gobierno anunció que irá a la Justicia para que dicte la conciliación obligatoria.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.