“Podemos discutir todo el tiempo que sea necesario, pero con los chicos en la escuela, y vamos a hacer el máximo esfuerzo para lograrlo. Tenemos una gestión donde siempre hemos tenido un diálogo abierto con nuestros docentes, en cualquier lugar que nos encuentren, en la calle, en una escuela o en una paritaria”, dijo el gobernador Gustavo Bordet en Seguí, durante el acto de apertura de sobres de la licitación para mejorar el edificio de la Escuela Técnica Nº 68 Profesor Facundo Arce.

Es el mensaje más fuerte de Bordet de cara al conflicto docente que, desde antes de que se iniciara el ciclo lectivo en la provincia, está latente y sin resolución.

Desde que comenzó el ciclo lectivo 2017, el 6 de marzo último, los maestros y profesores de Entre Ríos han concretado 14 días de paro, y hay una nueva huelga, la número 15, in péctore “a efectivizarse en caso de no haber propuesta salarial superadora”, según lo resolvió el congreso provincial de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) el 15 de este mes, cuando se reunió en Colón.

Agmer ha dicho que no a tres sucesivas propuestas de aumento salarial del Poder Ejecutivo.

La primera, del 18%, el 22 de febrero; la segunda, del 21%, el 18 de abril; la tercera, del 23,5%, del 2 de mayo. En rechazo a esa última oferta salarial, Agmer dispuso una huelga de 24 horas, y está próximo a cumplirse un nuevo paro de 24 horas si en las próximas horas el Gobierno no convoca a negociación salarial. Aunque este jueves habrá asambleas de dos horas por turno en las escuelas, como anticipo de la convocatoria al próximo congreso del gremio, que deberá realizarse no más allá del martes 23.

Pero el Gobernador ha desalentado cualquier posibilidad de una nueva oferta. “Nuestro ofrecimiento salarial pone en valor la defensa del salario docente y sin embargo no sólo no se acepta, sino que además se amenaza con nuevos paros. Los entrerrianos no estamos dispuestos a ceder a la extorsión de una interna gremial. Hay que priorizar la educación”, dijo Bordet.

“Quería dejar planteada esta convocatoria para encontrar una síntesis que nos permita ser una provincia donde no haya diferencia entre los chicos que tienen clases en la escuela privada y los que no tienen en la escuela pública”, fue el mensaje del gobernador a la dirigencia de Agmer, el único gremio que no aceptó la oferta salarial del gobierno.

“Hemos convocado con absoluta libertad a todas las organizaciones gremiales a acordar una propuesta salarial que pueda satisfacer las necesidades que tiene el docente, pero sin embargo no siempre encontramos la misma reciprocidad desde un sector del gremialismo. Cada vez que entablamos una negociación, siempre hay una amenaza velada o explícita de hacer un paro si no se cumplen las condiciones previas a sentarnos a negociar”, sostuvo el titular del Poder Ejecutivo.

“Hemos negociado siempre bajo esa presión permanente de paros, y aún así nunca nos hemos negado al diálogo, abrimos distintas instancias, hemos mejorado las ofertas salariales y sin embargo hemos tenido 14 días de paro en la provincia y eso es inadmisible porque hay niños y padres que se están perjudicando. Y se está creando una brecha entre la educación pública y la privada”, agregó Bordet.

Desde Agmer han dejado trascender que el conflicto se supera con una propuesta de incremento del 25% y en dos tramos, y no en cuatro, como propone el Gobierno.

Aunque ahora empezó la cuenta regresiva para una nueva agudización del conflicto. ¿Sobrevendrá finalmente el nuevo paro en las escuelas?

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.