Walter Doronzoro, el sindicalista que construyó su poder al amparo de los Urribarri, continuará al frente de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) Entre Ríos.
Este jueves se desarrollaron las elecciones del gremio para elegir autoridades para el periodo 2017-2021 y su lista –la Blanca- fue la única que se presentó. Su compañero de fórmula fue Hugo Salazar, con quien ya venía dirigiendo el gremio de la construcción. Doronzoro dirige el sindicato desde 2001 y con esta reelección llegará a los 20 años en el poder.
El sindicalista es oriundo de Concordia, ciudad en donde supo forjar una fuerte relación con el ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri y su hijo Mauro, ministro de Gobierno. Además de ser el secretario general de la Uocra provincial, Doronzoro es actualmente vocal 1º de la Comisión Administradora del Fondo Especial de Salto Grande (Cafesg), organismo encargado de administrar los fondos millonarios del excedente derivado de la explotación del Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande. Es su cuarto período en la vocalía.
La Cafesg es presidida por Alejandro Casañas, y los demás vocales son Diego Lascurain, Oscar Colombo, Horacio Giorgio y Rubén Rastelli. Todos los integrantes de la “mesa chica” de Cafesg percibirán en 2017 un aumento salarial promedio del 35,7%, tal como informó Entre Ríos Ahora en noviembre .
Los sueldos actualizados figuran en el Presupuesto del gobernador Gustavo Bordet, que recibió sanción definitiva este martes. Casañas cobrará $48.428, 26; Doronzoro y los demás vocales tendrán un salario de $37.909, 77. Durante 2016, estos últimos cobraron poco más de $17.241.
Pero la actividad de Doronzoro va más allá de ser una voz en la Cafesg o dirigir uno de los gremios más fuertes, como es la Uocra. El sindicalista también es una pieza clave en el poder de convocatoria del peronismo. No hubo acto del urribarrismo en el que la Uocra no haya mostrado su acompañamiento.
Además, Doronzoro fue uno de los gremialistas que más apoyo brindó al exgobernador Urribarri durante su “sueño entrerriano”, la frustrada campaña para llegar a la Casa Rosada. El martes 15 de octubre de 2013, de cara a las elecciones legislativas, el jefe de la Uocra fue uno de los 180 referentes gremiales que se reunieron en el Camping de Oficiales de Policía de Entre Ríos (Cooper), ubicado en la zona sur de Paraná, para apoyar a Urribarri que ya trabajaba por intentar proyectarse a nivel nacional. “Nosotros acompañamos este sueño entrerriano para que sea un sueño argentino”, dijo Doronzoro en aquella oportunidad.
El 16 de diciembre de 2014, cuando se desarrollaba la Cumbre del Mercosur en Paraná, el mandamás de la Uocra también dijo presente en un masivo acto junto a Urribarri y la entonces intendenta de Paraná, Blanca Osuna. En la actividad también estuvo el secretario general de la Uocra nacional, Gerardo Martínez, quien figura en la nómina del personal civil de inteligencia de la última dictadura cívico-militar.


Por su estrecha relación con la familia Urribarri, el 6 de noviembre Doronzoro invitó a Mauro Urribarri a celebrar su cumpleaños 54. El ministro asistió y compartió el festejo con el sindicalista y su familia en una parrilla de la ciudad de Concordia.
Dolores de cabeza
Uno de los hechos que más dolores de cabeza le acarreó al gremialista sucedió el año pasado. Fue cuando en junio de 2015, uno de sus hijos, de 21 años, fue detenido junto a otras tres personas por la división Investigaciones de la Policía de Concordia. La detención se produjo en avenida San Lorenzo de esa ciudad, cuando se trasladaban en un vehículo Volkswagen Bora, color gris dominio JPR 813. Los oficiales los detuvieron con un arsenal: una pistola calibre 9 milímetros con cargador con cinco proyectiles, un revólver calibre 32, marca Colt de seis alvéolos, y otro calibre 38 Special.
En el vehículo se encontraron elementos vinculados a la Uocra, como un sello que decía: Ramón A. Monzón “colaborador gremial” Uocra. Precisamente, un hombre con el mismo nombre, cuyo número de afiliación es 192586, fue el candidato a secretario de Organización y Gremiales en los comicios de este jueves.

Peleas internas
A mediados de septiembre un grupo disidente a Doronzoro tomó el sindicato ubicado en calle Andrés Pazos, de Paraná, para denunciar aprietes y despidos.
Esa vez denunciaron que las empresas estaban echando trabajadores y que había una especie de “vía libre” del gremio para que eso suceda. En el conflicto debió intervenir la policía, que desalojó a los trabajadores.
La preocupación de los trabajadores tiene datos objetivos: el sector de la construcción es uno de los que más despidos sufrió este año. Un informe señala que en la provincia hubo más de 2 mil despidos en la construcción.
Así lo planteó un estudio difundido en agosto por el Centro Interdisciplinario de Estudios de la Facultad de Ciencias Económicas (CIEFCE) de la Universidad Nacional de Entre Ríos. Según el informe “en los primeros seis meses del 2015 la construcción ocupó 10.317 trabajadores registrados en Entre Ríos (promedio mensual), mientras que en el mismo período de 2016 empleó 8.199 trabajadores (promedio mensual). Esto supone una reducción del 20,5% en la cantidad de obreros registrados ocupados. Vale decir, 2.118 trabajadores perdieron su fuente laboral. La caída del empleo en este sector en Entre Ríos, en porcentaje de variación anual, fue un 100% superior al promedio de la Argentina”.
En un clima incierto para miles de trabajadores de la construcción, este jueves el jefe de la Uocra Entre Ríos, sin embargo, confirmó su liderazgo por otros cuatro años más.

Gonzalo Núñez
Especial para Entre Ríos Ahora.