El paro de cinco días que hoy inician los maestros en la provincia tiene un impacto significativo. No sólo por la implicancia hacia el interior de las familias y sus rutinas de la vuelta al cole, sino porque se trata de la mayor planta de trabajadores dentro del Estado entrerriano.

Tres de cada diez trabajadores del Estado son docentes, según los números de la Ley de Presupuesto 2017. Sobre una planta de 65.593 cargos en el Estado provincial, y 33.443 en la administración central, 21.072 son docentes, o sea un 30%. A eso hay que agregar otras 240 mil horas cátedra. Y un dato significativo que el Gobierno no ha ponderado: la administración del gobernador Gustavo Bordet destinó más recursos este año al rubro educación.

En 2009, la asignación a educación equivalía al 21,28 % del gasto provincial total. Esta incidencia porcentual había aumentado durante los años 2007, 2008  y 2009. Durante el año 2010, en cambio, la incidencia del gasto educativo sobre el total de gastos provinciales cayó y no se pudo recuperar. Hubo menos asignación presupuestaria durante los años de la crisis de la convertibilidad, donde los porcentajes llegaron al 14 %.

Pero ahora, lo presupuestado para el año 2017 ha aumentado un 0,66 %, observa el profesor Luis Fernández, un docente uruguayense que tiene un seguimiento muy minucioso de los recursos presupuestados.  Si se mira el aumento porcentual del año 2016 al 2017, dice Fernández, éste ha sido del 38,77 %, es decir por debajo del 40,3 % de inflación anual.

Pero el mayor porcentaje de fondos de educación se lo llega el pago de sueldos a docentes estatales y a aquellos que se desempeñan en las escuelas públicas de gestión privada: en conjunto, suman el 97,26 %. Con el 2,74 % restante se financian todos los demás gastos del sistema educativo de las escuelas y del sistema administrativo de la educación.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora