“Según mi experiencia como abogado, nuestra Justicia lleva adelante y condena si la prensa condena o no. Así de simple es”.

Raúl Jurado, el abogado defensor de Gustavo Rivas, investigado por corrupción de menores y facilitación a la prostitución en Gualeguaychú, tras la investigación de la revista “Análisis”, salió públicamente a hablar sobre el caso. Arremetió contra el procurador del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Jorge García, calificó sus declaraciones públicas de “ridiculez”. En ese sentido, negó que haya acusaciones formales: “Acá no hay ninguna denuncia, pero resulta que hay tres en Paraná hechas con el procurador. Pero aparte es una ridiculez, porque lo primero que hice cuando lo escuché al procurador diciendo eso, es que no me puede ocultar la Fiscalía y me tiene que proporcionar la videoconferencia donde hacen la denuncia estos tres”.

Jurado también calificó al jefe de fiscales de ser “muy pícaro” y pidió que “no se dejen usar”. “Él va a decir todo eso, no te olvides, él va a decir una parte. Con el nuevo sistema, él es una parte y yo soy otra. Él me va a decir que está defendiendo la verdad pero es mentira, es su verdad. Tiene la soberbia esa de decir que es dueño de la verdad”, soltó contra el procurador.

Locuaz, el defensor de Rivas  se encargó de remarcar que “no hay acción penal” porque estaría extinguida, según la investigación periodística que llega hasta el año 2010, lo que dejó al descubierto el desconocimiento del letrado. “Ni el fiscal ni el juez tenían por qué librar una orden de allanamiento si la acción no existe”, subrayó. “Si acá no hay pruebas te condenan igual”, lanzó en el extenso reportaje que dio este viernes a una radio gualeguaychuense. 

“Lo que más me conmueve a mí no es la causa en sí, sino que la causa se abre de oficio por la publicación que hace este tipo, el periodista (en alusión a Daniel Enz, director de “Análisis”), y enmarca los hechos hasta el año 2000, tratándose de corrupción y facilitación a la prostitución. El mismo procurador lo dijo, haciendo una defensa para que prosiga la acción. Yo creo que el fiscal no tiene acción, ni el fiscal ni el juez tenían por qué librar una orden de allanamiento si la acción no existe. Para recurrir a la Justicia tenés que tener acción, no sólo en la Justicia Penal sino cualquier tipo de Justicia”, aseguró y comparó: “Si presentás un pagaré a los tres años y un día, no tenés acción para presentarlo porque vence a los tres años”.

En el mismo sentido, continuó con su explicación. “La acción se extingue por varias cosas, por muerte u otras cuestiones y por transcurso del tiempo, que se denomina prescripción. El fiscal tiene extinguida la acción, no puede hacer absolutamente nada. El procurador salió diciendo que esto era equiparable a lo de (Justo José) Ilarraz y nada que ver, porque ese caso es otra cosa distinta, porque ahí hay otro tipo de delitos, porque ahí hay abuso. El fiscal dijo que en este caso investiga corrupción y facilitación de la prostitución y citó los artículos, y a su vez, esos artículos hoy están modificados, uno en 1999 y otro en 2012”, remarcó.

“Según mi experiencia como abogado, nuestra Justicia lleva adelante y condena si la prensa condena o no. Así de simple es. Si la prensa sale y dice que este caso es tremendo y hay que condenarlo, acá se condena. Hace poco tuve un caso de un policía que le sacó fotos a los detenidos y las mandó por whatsapp a otro policía para que se lo muestre a la víctima, después vino la víctima, lo reconoció y lo dieron por válido. Estamos todos re locos”, arremetió.

Respecto a la situación de su defendido, aseguró:  “Tiene la tranquilidad pero la sobrada y suficiente inteligencia para comprender esto que te estoy diciendo. Si Gustavo Rivas es acusado de abuso a menores, eso tiene que ser probado. Pero acá, sin pruebas te condenan igual. Entonces, generalmente son los dichos de la víctima y juntar un montón de cosas que indiquen que la víctima dice la verdad”


“Él no sólo me dice que no hizo nada, sino que te comento que he compartido años con él antes que me fuera a estudiar y trabajar en Buenos Aires, porque trabajé con él en el estudio jurídico y otros ámbitos. Y te puedo asegurar que conviví muchísimas horas y lugares y, personalmente, jamás vi nada extraño, jamás. Sí ayudaba a miles de chicos, eso es totalmente cierto. Y los ayudaba porque es su forma de ser”, defendió.

Luego mencionó una anécdota y afirmó: “Yo estaba peleado con mi padre y no quería que me pagara nada. Necesitaba sacar un crédito, me lo sacó él -por Gastavo García- y su padre me salió de garante. Yo me fui a estudiar así a Buenos Aires. ¿Por qué tiene que haber una contraprestación y que sea sucia?”

En cuanto al referido “secreto a voces” en Gualeguaychú sobre los abusos,  Jurado, señaló: “Secreto a voces de esto no. Secreto a voces de que hacía cosas con los gurises y qué se yo, eran siempre cargadas. Pero no insultemos la inteligencia, si tenés 2.000 casos como dice este tipo -en referencia al director del medio-, multiplicálo por dos de papá y mamá ¿hay 4.000 adultos que callaron la boca durante 40 años?”, preguntó en su rol defensivo.


Jurado dijo desconocer de qué se trata el material fílmico y fotográfico secuestrado en los allanamientos. “Ahí tenés la prueba, un casete de VHS ¿de qué año estamos hablando?”, preguntó.

De inmediato se le hizo saber que se estaba discutiendo “lo técnico”, es decir que si hay delito para la defensa estaría prescripto. “No me corrás con eso”, advirtió el abogado al periodista que le hizo la marcación. “Eso es una cuestión reservada y un dato reservado a Dios”, soltó el defensor.

 

 

Fuente: Análisis.