El abogado Milton Urrutia -querellante en el juicio del cura Justo Ilarraz, y defensor del sacerdote Juan Diego Escobar Gaviria, uno acusado, el otro condenado por abuso y corrupción de menores- dijo que es la única voz disonante en el debate que se abrió el lunes 16 en los Tribunales de Paraná y que hay una orden de alguien, que no identificó, para que no aparezca en los medios.

“Yo estoy proscripto. Ahora sé lo que es estar proscripto. Estoy proscripto en los medios de Paraná y creo que de toda la provincia. Y me lo han dicho los trabajadores de los medios de comunicación, porque creo que ni periodistas son”, dijo Urrutia, en declaraciones a FM Sensaciones de Lucas González.

Insólitamente, Urrutia se ha negado, de modo cerrado, a cualquier entrevista con los medios de Paraná cuando se lo abordó en Tribunales en las dos jornadas del juicio oral a Ilarraz.

Urrutia representa a una de las siete víctimas de Ilarraz; el resto, optó por quitarle la representación luego de que asumiera la defensa de Escobar Gaviria, condenado a 25 años de cárcel por abusos y corrupción de menores en Lucas González.  Durante los dos días de audiencias que hubo esta semana, optó por escabullirse de los medios y no dar notas.

Pero negó que ello se deba a una decisión personal: más bien habló de que está “censurado”.

“Doctor, hoy no le podemos hacer notas, porque tenemos orden de que usted no puede salir”, dice Urrutia que le dijeron los periodistas en los pasillos de Tribunales. Enseguida, aclaró que no vive de su aparición en los medios. “Yo no tengo necesidad de salir en televisión”, aseveró.

“Es una vergüenza. No sé quién está detrás de esto, pero me imagino. Quieren una voz única, no quieren que haya una voz diferente. No voy a dar nombres. Pero cada uno sabe. Al que le quepa el sayo, que se lo ponga. Yo ya sé quién puede estar detrás de esto”, apuntó.

 

Dijo que ejerce la representación de una de las siete víctimas “con hidalguía”, dio a entender que la Corte Suprema de Justicia dictará la prescripción de los delitos que se le imputan a Ilarraz. “Con la doctora (María Alejandra) Pérez no hemos ejercido mal la querella, como están diciendo”.

“Somos legalistas y procesalistas y queremos la verdad histórica, cómo ocurrieron los acontecimientos, cómo pasó todo esto”, aseguró después.  “Nosotros no estamos haciendo mal las cosas. Nosotros queremos la verdad”, apuntó.

“El tribunal -dijo- me parece excelente. Si sale información (del juicio) y encima distorsionada, inventada, la están generando uno de ellos (en alusión a los demás querellantes”. Y agregó: “Las demás querellas tratan de ensuciar mi imagen”.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.