El gobierno provincial inaugurará un nuevo espacio cultural en Paraná con la habilitación este viernes de la Sala Antequeda, ubicada en Alameda de la Federación 557, donde funcionó hasta 2013 el taller industrial homónimo. El salón, de 25 metros de largo por ocho de ancho, dispone de mobiliarios, sanitarios, iluminación y sonido acorde a este tipo de ámbito. Estará a disposición del sector público y privado. La obra demandó una inversión de casi 2 millones de pesos. “Será un salón cultural de la provincia al servicio de toda la comunidad que enriquecerá la propuesta de espacios culturales para nuestro pueblo de parte del gobierno entrerriano”, dijo el representante cultural del Gobierno, Roberto Romani.
Romani precisó que la Sala Antequeda es un espacio cultural que la provincia dispondrá para actividades oficiales, instituciones intermedias, asociaciones culturales de la ciudad y la provincia que tengan alguna necesidad de contar con un salón que tiene 25 metros de largo por casi ocho metros de ancho.

“Tiene una gran comodidad, con ingreso accesible, y cuenta con sanitarios, muy buena iluminación, sonido incorporado y con imágenes que referencian el trabajo que el taller industrial Manuel Antequeda desarrolló a través de los años. De esta manera, las instituciones contarán con todos los recursos técnicos al servicio de un espacio cultural”, insistió.

El funcionario indicó que a la sala podrán acceder el sector público y privado, y adelantó que en las próximas semanas se darán a conocer detalles del funcionamiento. “Pero nos pareció oportuno habilitarlo porque se terminó con la obra donde se podrá reconocer las puertas, ventanas y rejas originales del edificio que durante tantos años fabricó bancos y muebles para todas las escuelas de la provincia”, dijo Romani y apuntó que “estarán expuestas de forma permanente fotos de los trabajos y las escuelas que contaron con el mobiliario realizado por el personal del taller que dependió del Consejo General de Educación”.

Detalló que se podrá utilizar para la presentación de libros, exposiciones, disertaciones y “en un sinnúmero de actividades como las que se desarrollan en la Casa de la Cultura y en La Vieja Usina, o eventualmente en los espacios que tienen nuestros museos. Es decir, se enriquece la propuesta de espacios culturales para nuestro pueblo de parte del gobierno, además de salvar un lugar cargado de historia”, remarcó.

“El gobierno de Entre Ríos pone al servicio de nuestro pueblo un edificio cargado de historia. En el mismo solar donde manos artesanas dieron vida, con asombrosa creatividad y notable generosidad al taller industrial Antequeda, donde se fabricaron miles de bancos y muebles para las escuelas entrerrianas, a partir de este viernes alumbrará con visión y trabajo los hombres y mujeres de la cultura provincial”, concluyó.

La obra

La Sala Antequeda es parte del nuevo edificio que se construyó para la escuela secundaria Nº 16, Del Centenario, próximo a inaugurarse, y corresponde al sector denominado museo histórico. Con una superficie de 325 metros cuadrados, comprende un salón principal, un área de gobierno, una dependencia con depósito, oficina y sanitarios.

A manera testimonial se conservó la facha original, llevándose a cabo la restauración completa de los revoques, aberturas y rejas, respetando sus formas originales. El monto invertido en la obra es de 1.958.000 pesos.

Historia

El taller Antequeda funcionó hasta 2013 y lleva el nombre Manuel Antequeda, uno de los educadores más importantes que tuvo la República Argentina que fue director General de Escuelas de la provincia de Entre Ríos entre 1903 y 1914, y que durante tres gobernaciones diferentes llevó adelante su proyecto de educación, de dignificación del magisterio, de capacitación de los maestros y que construyó las primeras escuelas flotantes que tiene la provincia.

Uno de sus primeros proyectos fue habilitar lo que se llamó en 1904 el taller de trabajo manual, el primer antecedente del taller Antequeda. Seis años más tarde, el 22 de mayo de 1910, en el ámbito de la escuela Luis Beltrán, se inauguró el taller industrial que hasta hoy lleva su nombre en homenaje a ese gran docente. Hasta abril de 2013 funcionó en Alameda de la Federación 557, donde a partir de este viernes funcionará la sala cultural.