La tarifa del transporte urbano de pasajeros quedó definida en la sesión del 28 de mayo último del Concejo Deliberante, cuando se aprobó una suba en dos tramos: así, el boleto de colectivos subió desde el 1° de junio a $12,40, y no a $13,50, como había sido el proyecto original de la administración del intendente Sergio Varisco.

El esquema, en concreto, es así: la tarifa que hoy está en $8,75 subirá desde este viernes a $12,40, esto se un 41%, y no un 54% como hubiera sido si la tarifa se fijaba en $13,50. Pero a partir del 1° de octubre habrá otra modificación tarifaria, del 19,75%: entonces el aumento llevará el precio del boleto a $14,85.

Hasta el 30 de septiembre, rige el esquema tarifario que sigue:

Boleto General: $13,50
Boleto Primario: $1,35
Boleto Secundario: $3,38
Boleto Terciario y Universitario: $4,05
Boleto Obrero: $8,78
Boleto Jubilado: $6,07
Boleto Nocturno: $17,50”.

Pero a partir del 1° de octubre, los valores serán los siguientes:

Boleto General: $14,85
Boleto Primario: $1,48
Boleto Secundario: $3,72
Boleto Terciario y Universitario: $4,45
Boleto Obrero: $9,66
Boleto Jubilado: $6,68
Boleto Nocturno: $19,25

 

Subsidios


Marcelo Lischet, gerente de la empresa Mariano Moreno, integrante de Buses Paraná, la concesionaria del servicio, vicepresidente de la Fedreación Argentina del Transporte, dice que, más allá de la modificación tarifaria que ya está aprobada por ordenanza, la zozobra se plantea a partir de la decisión del Gobierno nacional de suspender la aplicación de los subsidios al sector.

La administración del presidente Mauricio Macri piensa transferir esa obligación a las provincias, y por eso Lischet ya mantuvo un encuentro con el ministro de Economía de Entre Ríos, Hugo Ballay, a quien puso al corriente de cuál sería el costo de asumir: 900 millones para lo que resta de 2018. De ese total, el 45% lo absorbe Paraná.

“Ballay no nos dijo nada. Las charlas con el ministro fueron para ponerlo en conocimiento de qué incidencia tendrá el traslado de subsidios para la provincia. Pero nunca hablamos de si la provincia aportaría o no para el pago del subsidio. Entendemos que es un número importante para el caso de que tenga que hacer frente la provincia”, contó Lischet.

Los subsidios de la Nación inciden en el 55% de los costos de las empresas de transporte. El otro 45% está condicionado por la suba del gasoil, los insumos y el material rodante. La última actualización de la tarifa se hizo en mayo, con un dolar a $17; hoy, el dolar está a $38. La combinación de ambos factores haría subir la tarifa a valores inimaginables. Sólo con el retiro del subsidio, Lischet calcula que el boleto se iría a una cifra superior a los $30.

“Hoy estaríamos arriba de $30 que tendría que pagar cualquier usuario que suba al transporte, sin tener en cuenta lo que ha sido la variación del dólar, que maneja el precio de unidades y el de los respuestos. Pero no podemos hacer un cálculo de esos dos componentes hasta no saber qué pasará con los subsidios. Esto es una negociación que ahora queda entre Nación y Provincia”, planteó el empresario en diálogo con el programa Puro Cuento de Radio Costa Paraná 88.1.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.