Antes fue el cierre del área Niñez de la Municipalidad de Colonia Avellaneda, y ahora el Centro de Salud Néstor Kirchner. En ambos casos, el reclamo que subyace es la desatención de la provincia en el envío de los recursos suficientes.
El intendente Edgardo Dellizzotti se las ingenia para hacer público lo que en apariencia es la falta de atención por parte del Gobierno provincial en el sostenimiento de áreas clave que, en la emergenia, la Municipalidad de Colonia Avellaneda debe salir a socorrer.
Durante una visita que efectuó al Centro de Salud Néstor Kirchner, Dellizzotti “dialogó con el personal acerca de las condiciones edilicias en las que se encuentra el mismo, por lo que el municipio se estará encargando de realizar las reparaciones que se necesitan para brindar una mejor atención al vecino”, según se informó desde la Comuna.
“A su vez también se estará colaborando con la donación de leche, ya que que el Gobierno Provincial no está enviando lo que corresponde”, dice la información oficial.
En ese marco, Dellizzotti sostuvo que “el Gobierno Provincial no está colaborando con las diferentes instituciones de la localidad por lo que el municipio trata de ayudar en la manera posible a las escuelas, centro de salud, etc. Cabe destacar que el Gobierno nos está reconociendo de coparticipación solo por 3.084 habitantes siendo que hoy somos alrededor de 12.000 habitantes afectando esto gravemente las arcas municipales”.
Raro, a principios de año el ministro de Salud, Ariel de la Rosa, recibió al jefe comunal de Colonia Avellaneda en el cual se acordaron mejoras para el Centro de Salud.
“Sabíamos de las gestiones que se vienen realizando para concretar la atención durante las 24 horas en Colonia Avellaneda. Actualmente estamos cubriendo ese horario durante los fines de semana, pero atentos a la mayor cantidad de población y la consecuente demanda, vamos a hacerlo extensivo al resto de los días”, dijo De la Rosa, al término del encuentro.

El intendente Dellizzotti, por su parte, concordó con la necesidad de esta medida: “Uno no sabe el momento en que se va a enfermar: si será de 7 a 13 y de lunes a viernes. Además hay que considerar el crecimiento demográfico que ha tenido nuestra localidad y en este caso el doctor De la Rosa lo pensó”. Desde 2010 a la fecha, la localidad sumó 1.200 viviendas que, junto a la población correspondiente a la antigua Colonia Avellaneda, suman más de 12.000 habitantes.

El presidente comunal se mostró conforme con la respuesta brindada: “Me voy con una gran satisfacción porque nos están abriendo las puertas para gestionar y me encuentro que en este lugar ya estaban muy avanzadas las soluciones para nuestro centro de salud”, dijo.

Pero ahora parece que la paz se quebró, y Dellizzotti salió a reclamar lo que, en apariencia,no se cumplió.
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.