El Consejo General de Educación (CGE) salió a defender la posición del Estado en la polémica generada en torno al reclamo de los docentes de la Escuela Primaria N°1 Vélez Sarsfield, de Concordia, donde el reclamo por la falta de ordenanza provocó una áspera reacción de la directora departamental de Educación, Griselda Di Lello.

“Se trata de una escuela construida a nuevo. Costó mucho, pero se terminó la obra. Es una lástima que no se empiecen las clases. Siempre se escuchó a los docentes; de hecho, se trasladó a alumnos y docentes al lugar que la propia escuela decidió mientras se hacía la obra. Se alquiló un club, que salió carísimo, y se le hicieron mejoras que le va an quedar al club. Este año las clases empiezan en el nuevo edificio. Si bien faltaba un cargo de ordenanza, ese ordenanza ya se consiguió. No sé qué intereses puede haber detrás, pero el reclamo era el edificio y quedó espectacular”, relató una fuente del CGE.

Cuando se enteró de que los docentes no querían iniciar el ciclo lectivo por la falta de ordenanza, la directora departamental de Educación tuvo una reacción discutible.

Di Lello se dirigió al supervisor  Marcelo Tischler, a quien envió un audio de whatsapp de tono muy virulento, por el reclamo de la escuela ante la falta del personal necesario para dar inicio al ciclo lectivo 2018.

Los reta, y advierte que “las clases empiezan igual, porque yo les voy a hacer un sumario si me suspenden las clases en la Vélez Sarsfield, así nomás te digo. Ahora, le estaremos mandando el ordenanza, pero que no empiecen a apretar porque yo inicio sumario al que no me empiece las clases este año, así concretito y al pie te lo digo.Es un disparate que quieran suspender las clases porque tienen problemas de ordenanza. Atrevidos son!”.

La obra para la escuela primaria N° 1 Vélez Sarsfield se llevó adelante con un presupuesto de 20 millones de pesos. Se desarrolló en dos etapas que incluyen la refacción integral del establecimiento y su ampliación, beneficiando a más de 800 alumnos que asisten actualmente al colegio desde diferentes puntos de la ciudad. Se trata de un edificio histórico con más de 100 años en el que se llevó adelante una intervención que además de brindar más y mejores espacios educativos, rescató y revalorizó una construcción que es parte de la historia y acervo de la ciudad, dijeron desde Educación.

La fuente consultada señaló que “sería bueno que se sepa que el año pasado pedían por la obra del edificio, que costó millones, y ahora ya está lista para empezar el lunes; los alumnos y docentes merecen dar clases en esta escuela histórica de la ciudad. No se pude seguir pagando a particulares por lugares privados teniendo esta obra finalizada”.

La seccional Conordia de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) se pronunció respecto del tema, y en particular contestó a las declaraciones de Di Lello. “Creemos innecesario que la comunicación sea en estos términos, bregamos por un Estado que permita tomar las demandas y canalizarlas, de tal manera, como es en este caso, garantizando el derecho de enseñar y aprender en condiciones dignas. Si estas condiciones no están garantizadas, ni con violencia ni con sumarios se podrá efectivizar que las clases se desarrollen con “normalidad”, señaló el gremio.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.