El Concejo Deliberante de Paraná votó hoy otorgarle una licencia especial al vicepresidente del cuerpo, Emanuel Gainza (Cambiemos), hasta que se resuelva su situación procesal en la Justicia Federal.

La situación deja así en minoría al oficialismo. Cambiemos tiene dos concejales menos, Gainza y Pablo Hernández, que está con prisión preventiva por la misma investigación de la Justicia Federal. Ahora, sólo cuenta con 4 concejales en el recinto; el Frente para la Victoria (FPV), 5; el Frente Renovador, dos; y Paraná de Pie (exCambiemos), dos.

El pedido de Gainza fue resuelto por el pleno del Concejo, y no por la presidenta, Josefina Etienot (Cambiemos), que el 2 de julio había recibido un primer pedido del edil para acceder a una licencia sin tiempo. Luego de acceder a dar tratamiento sobre tablas, oposición y oficialismo acordaron que la licencia será hasta que resuelta Gainza su problema en la Justicia, y que en ese plazo el concejal no percibirá su salario.

Gainza envió un tiro por elevación a Etienot en su presentación. En su nota, indició que como la nota del 2 de julio “no fue tratada por el H. Cuerpo, al no ser derivada por la presidencia para su consideración, que es la autoridad que tiene a su cargo la concesión conforme sucede en todos los poderes legislativos, procedo a retirar la solicitud de licencia”.

Le puso un plazo Gainza a su ausencia: siete días “hábiles, entre el lunes 23 y el 30 del corriente mes de julio”.  E hizo notar que “el otorgamiento de dicha licencia corresponde al Cuerpo Deliberativo de esta Municipalidad, o sea al Concejo Deliberante, que es el que ejerce el contralor sobre los derechos políticos, disciplinarios y asistenciales de sus miembros”; que “sus facultades para resolver situaciones como la presente derivan de las atribuciones concedidas por el art. 85 de la Ley 10.027 y modificatorias orgánicas de los municipios”; y que “las razones expuestas como fundamento de mi solicitud son suficientemente explícitas como para que el H. Cuerpo se aboque a sus conocimientos y se expida favorablemente”.

David Cáceres (Frente para la Victoria) hizo notar que la demora que tuvo hoy el arranque de la sesión fue a raíz, precisamente, del caso Gainza. “Había opiniones variadas” en los distintos bloques, dijo, hasta que se llegó a consensuar acceder al pedido de licencia. La edil María Marta Zuiani (Cambiemos) introdujo la peculiaridad de que el permiso para ausentarse para Gainza no sería por “7 días hábiles”, sino por el plazo que dure la resolución de su situación en la Justicia, en el marco de la investigación que lleva adelante el juez federal Leandro Ríos sobre la banda narco de de Daniel “Tavi” Celis.

Antes, Etienot había dejado en claro que la resolución de la licencia debía ser concretada por los concejales y no por la presidencia.

El primer pedido de licencia de Gainza, que se conoció en la sesión del 2 de julio, fue respondido por la presidenta del Concejo en estos términos: “Le hemos contestado que nos informe en qué encuadra esa licencia, y si su pretensión es con o sin goce de haberes. Por cuestiones éticas y personales no habilita a que alguien pida licencia por tiempo indeterminado, si no cualquiera de nosotros puede pedir licencia e irse. Es un tema complicado. Esperaremos a ver qué encuadre le dará Gainza a su licencia”.

No obstante, la presidenta del Concejo decidió dar de baja los contratos de todos los asesores de Gainza mientras dure su ausencia.

Un día después, el 3 de julio, el edil se presentó en la Justicia Federal. 

“No hay nadie más interesado que nuestro espacio político para que esto termine de dilucidarse, y que cada uno tenga su responsabilidad de acuerdo a su accionar”, señaló Gainza. “Es importante darle tiempo a la Justicia, y, una vez que esté resuelta la situación procesal, en mi caso vamos a poder charlar como lo hemos hecho siempre”, apuntó ante los periodistas que lo aguardaron a la salida de los tribunales.

Respecto de la imputación que le formuló el juez Ríos, dijo que se trata de “adquisición” de estupefacientes. “Ya lo aclaramos, aportamos documental y en ese sentido estamos muy tranquilos. Esperemos que actúe la Justicia. Vamos a esperar que se defina la situación procesal, que el juez debe definir en diez días”, aseveró.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.