Las pantallas de cartelería urbana se colocó durante 2015, cuando todavía era intendenta Blanca Osuna.
De una estructura mucho más económica que las tradicionales pantallas puestas a lo largo y ancho de la ciudad, los soportes de metal empezaron a aparecer por todas partes.
Sus primeros clientes, el propio partido de gobierno entonces, principalmente el exgobernador Sergio Urribarri cuando amagó con su sueño entrerriano.
La cartelería quedó ahí.
Aunque ahora en la administración del intendente Sergio Varisco están procurando establecer quién ordenó colocarlas, cómo se licitó, cuánto se paga de canon, quién fijó el canon, cuánto dura el contrato, cuál es la obligación de cada una de las partes.
Pero por ahora ninguna de esas preguntas se han podido responder las autoridades del gobierno de Cambiemos en la ciudad.

cartel
“Lo que sabemos es que Blanca le dio la concesión del servicio de cartelería en la vía pública a alguien que sospechamos está ligado al cuñado del exgobernador”, dicen cerca del despacho de Varisco.
El cuñado no es otro que Juan Pablo Aguilera, hermano de la esposa del exgobernador Sergio Urribarri, a quien se adjudica la empresa que antes se llamó Cinco Tipos y que ahora gira bajo el nombre de Formato Urbano o Tep SRL.
Esa empresa se adjudicó la instalación de los tres miradores durante la Cumbre del Mercosur que se desarrolló en Paraná en diciembre de 2015. Y por esa tarea cobró $1,3 millones de pesos.
Pero también cobró por su partición en la Cumbre a través de la firma Next SRL, que facturó otros Next SRL por $826.972,21.

cartel1
En el gobierno de la ciudad quieren establecer si los dueños de la cartería urbana en la ciudad también están relacionados o son los mismos empresarios que están detrás de esas firmas.
“Estamos juntando todos los antecedentes porque camuflaron todo –aceptó una fuente del gobierno de Varisco–. Hasta ahora nadie se ha presentado como responsable de haber instalado esa cartelería. Capaz empezamos a sacar la cartelería para que aparezca el dueño”.
“Sabemos que está un secretario de Aguilera. En principio se la dieron a un arquitecto y este se la transfirió a él. Muy enroscado todo. Pero no encontramos nada de nada. Desaparecieron los papeles de esa contratación”, dicen en el Municipio.
El tema ya empezó a ser analizado por el fiscal de Estado, Francisco Avero.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.