“La escuela católica ante el desafío de la ideología de género”.

Bajo el paraguas de esa definición, el sacerdote entrerriano Leandro Bonnin. vicario parroquial en Santa Elena, viene dando charlas sobre educación sexual desde la visión de la Iglesia Católica en distintos puntos de la provincia.

Su última disertación fue en Concordia, y puede verse en Youtube: el propio sacerdote se encargó de subir su exposición en las redes sociales. En su página de Facebook tiene casi 11 mil seguidores. En Concordia habló de “ideología de género”, y también de homosexualidad y enseñó de qué lado se ubica la Iglesia Católica ante las elecciones sexuales de la gente.

“Una cosa es la persona con atracción hacia la persona del mismo sexo y otra, la ideología de género. A las personas (homosexuales), respeto inmaculado, cariño inmaculado. Todos tenemos en nuestra familia alguna persona con esta condición. Todos tenemos amigos; yo, también, por supuesto. Y tenemos alumnos con esta condición (…) Pero una cosa es querer la persona y otra cosa es aprobar su elección. Yo, desde la fe cristiana, puedo decir a la otra persona: ´Yo te quiero con toda mi alma, y quiero que seas feliz. Pero yo como cristiano sé que Dios en su palabra nos señala que la homosexualidad no es un camino de plenitud para el ser humano. ¿Por qué? Porque la sexualidad en el plan de Dios tiene como fin la unión complementaria y la procreación. En la unión de dos personas del mismo sexo la procreación no se puede dar y la complementariedad no se puede dar. Respeto absoluto por la persona, respeto inmaculado por la persona, apoyo a la persona en todo lo que la persona necesite de mí. Pero no es bueno que nosotros como Iglesia y como docentes católicos, al menos en el ámbito escolar, no lo podemos aprobar, porque estaríamos alejando a la persona del designio de Dios”, planteó.

Bonnin planteó una verdad de hierro: “Dios nos pensó, nos soñó, nos quiso, varones y mujeres. Sabemos que hay varones y mujeres que tienen dificultades, que tienen vivencias en cuanto a su identidad distintas, difíciles. Pero todos somos varones o mujeres. Así nos ha querido, nos ha soñado, nos ha plasmado Dios”. Y agregó más: “En el momento de la concepción, los padres aportan el material biológico, pero Dios crea directamente el alma”.

En su exposición en Concordia, el sacerdote sostuvo: “La iglesia no quiere que se persiga, que se castigue. No, en absoluto. Pero no vamos a permitir que se imponga a los niños y a los jóvenes una visión con la cual no estamos de acuerdo, que carece de sustento científico, además de contradecir nuestra fe”.

Bonnin entiende la sexualidad según el relato bíblico del Génesis: “Los creó a imagen de Dios; los creó varón y mujer, y les dio esta orden: multiplíquense”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.