La exministra de Salud de Entre Ríos, Graciela Degani, hoy directiva del Sanatorio Río, de Paraná, mantuvo un duro cruce con dirigentes de la seccional Entre Ríos de la Asociación Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) que protagonizaban una asamblea en la clínica en reclamo por salarios impagos.

Degani les llamó la atención a los dirigentes de Atsa por cuanto, a su entender, entorpecían el movimiento de pacientes en el Sanatorio Río con la acción gremial. “Esto es un sanatorio”, les indicó en una conversación que fue subiendo de tono hasta llegar a la amenaza: “Voy a llamar a la Policía”.

“No me busques porque voy a llamar a la Policía y te voy a hacer una denuncia”, le dijo al dirigente Germán Martínez. “Podes estar de asamblea, pero no obstruyendo el tránsito”, pidió Degani. La escena fue filmada por un teléfono celular, situación que al ser advertida por la médica generó otra situación enojosa: “Yo soy la doctora Graciela Degani, y no te permito que me grabes”, dijo, antes de lanzar un manotazo al celular.

Atsa viene apoyando a los trabajadores del Sanatorio Río que llevan adelante medidas de fuerza. Los directivos del sanatorio  les deben los haberes de noviembre, el aguinaldo y el  50% del bono de fin de año a los 48 trabajadores, según denunció el gremio.

Graciela Degani, directiva del Sanatorio Río, adquirió notoriedad pública en 2005, cuando era ministra de Salud y se produjo la escandalosa quema de alimentos destinados a planes sociales, y que según un informe del Tribunal de Cuentas de Entre Ríos le produjo un perjuicio al Estado de  $2.485.984,73. La quema se ordenó por un mal manejo del depósito de Acción Social, que derivó en la pérdida de alimentos por su deficiente estado de conservación. Los alimentos fueron quemados por cuanto se habían dejado vencer, en un caso, y en otro habían sido comidos por roedores.

La mercadería había sido comprada con una inversión superior a los $6 millones, aportados en su mayor parte por la Nación, en el marco del plan “El hambre más urgente”.

Un mes después de conocido el hecho, en julio de 2005, Degani renunció al cargo y fue reemplazada por el actual gobernador, Gustavo Bordet, al frente del Ministerio de Salud.

El caso llegó a la Justicia, pero se cerró sin responsabilidades. Una denuncia del exdiputado provincial Osvaldo Fernández cerró con el sobreseimiento dictado por el Superior Tribunal de Justicia (STJ) para los dos involucrados, Degani, y el exreponsable del depósito de Alimentos, Hugo Musto.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.