La Secretaría de Trabajo quedó este jueves como un organismo del Estado meramente decorativo. Fue durante una audiencia a la que había convocado para encontrar un cauce de solución al conflicto suscitado en El Diario tras el despido de más de 80 empleados, adeudándoles ocho meses de salarios y sin pagar indemnización. Estuvieron la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), el Sindicato de Prensa de Entre Ríos, los abogados María del Carmen Ludi y Alexis Beade, en representación de los despedidos, y Andrés Arias, abogado, presiente del directorio de Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER).

El 4 de julio, Trabajo había intimado a SAER, la empresa editora de El Diario en la que tienen mayoría accionaria el empresario rosarino Ramiro Nieto y la familia del ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehre, para que en un plazo de tres días cumpliera los acuerdos de pago de salarios adeudado, tras un acuerdo que se firmó a principios de año. Allí, el árbitro fue, precisamente, el organismo que conduce Oscar Balla. Pero el responsable de SAER, Andrés Arias -que antes de la audiencia estuvo reunido con Balla, cónclave del que participó también otro miembro de la empresa, el contador pizzero Germán Buffa- manifestó la imposibilidad de cumplir aquel compromiso.

El abogado Andrés Arias, titular de SAER; al fondo, Armando Ferrari, segundo de Oscar Balla.

 

“Con respecto a la intimación que le fuera realizada a la empresa, manifiesta la imposibilidad de hecho de dar cumplimiento a la misma por el hecho de no contar con los medios económicos de ninguna índole, y que cualquier tipo de acuerdo o pago se les realizará en el marco del concurso judicial ya iniciado”, fue la respuesta del empresario durante la tensa reunión que se realizó este mediodía en Trabajo.

Ante esa situación, desde la Fatpren se pidió que Trabajo convoque a una próxima audiencia, pero ya con los socios integrantes de SAER: Nea Capital Creativo SA, cuya cabeza visible es Ramiro Nieto -quien ingresó a El Diario durante el comisariato político que ejerció el urribarrismo- y además toda la familia Etchevehere: Luis Miguel Etchevehere, Juan Diego Etchevehere, Arturo Sebastián Etchevehere y Leonor María Magdalena Barbero Marcial de Etchevehere.

Todos los Etchevehere, además, están involucrados en una causa por estafa que viene tramitándose de modo muy lento en Tribunales. Es a partir de la denuncia que presentó una de las integrantes del clan familiar, Dolores Etchevehere.

Tambíen se le exigió a Trabajo que obligue a la empresa editora de El Diario a pagar los salarios adeudados a los trabajadores -ocho meses- y las indemnizacions derivadas de los despidos, y “a los trabajadores que continúan en relación de dependencia, el pago de los salarios adeudados y la regularización de la situación laboral”.

Pero además, la Fatpren planteó que “en pos de resolver el conflicto y ante la falta de solución de ningún tipo respecto del pago de la deuda de los trabajadores, de cualquier naturaleza, dicte la conciliación obligatoria en forma urgente”.

El titular de Trabajo, Oscar Balla, se mostró remiso a convocar a conciliación obligatorio, aunque planteó un compás de espera hasta el próximo lunes. “Balla, si no puede resolver esto, renuncie”, fue el planteo que se escuchó en la reunión, petición lanzada por uno de los despedidos de El Diario.

 

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.