José Luis Panozzo fue de los primeros renunciados en el gabinete del gobernador Gustavo Bordet. El 26 de octubre, cuatro días después de las elecciones legislativas en las que Cambiemos arrasó en casi todo el país, el Gobernador inició los cambios y decidió el alejamiento del exintendente de Chajarí de la presidencia del Consejo General de Educación (CGE).

En el lugar de Panozzo, Bordet designó a una de sus antiguas subordinadas, la exdirectora departamental de Educación de Gualeguaychú, Marta Landó. Su acceso al cargo de presidente del CGE se produjo en diciembre de 2015, después de que el Frente para la Victoria (FPV) perdiera la Intendencia de Chajarí a manos de Cambiemos. Después de casi dos años al frente de la política educativa, Panozzo ahora volvió al llano.

Concursó el cargo de director de una escuela rural de personal único. Y allá fue.

Ahora, es director de la Escuela Primaria Nº 25 Carlos Guido Spano,  de Colonia Mandisoví, en el departamento Federación. Allí es ahora director titular. Se trata de una escuela ubicada a 23 kilómetros de Chajarí, de la que Panozzo es único director. O sea que, según la reglamentación de la categorización de escuelas que el propio Panozzo dictó, tiene a cargo menos de 17 alumnos.

“Después de dos años al frente del CGE, se quiso alejar un poco de todo”, dice una fuente que lo conoce de cerca y compartió la gestión con Panozzo.

Su paso por Educación estuvo cruzado por conflictos: a comienzos de 2017, los docentes de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) tomaron, primero, el edificio de Córdoba y Laprida, y después, instalaron una carpa enfrente, sobre Plaza Mansilla, después siguió la baja de categoría de escuelas, la aplicación de los recortes que ordenó la Nación en los programas educativos y el naufragio de la pretensión de encorsetar el altísimo nivel de ausentismo docente.

Sobre el final de su gestión, Panozzo quiso instrumentar el “control facial”, que no pudo avanzar mucho más por su salida de la gestión

Llegó al CGE después de haber sido intendente de Chajarí -en esa tarea sumó una causa judicial por la venta de terrenos del predio termal-, y, antes, senador provincial. Su biografía dice que es profesor de enseñanza primaria y de Historia, egresado del profesorado Superior de Ciencias Sociales de Concordia. Posee un posgrado en Educación Sexual.

En su trayectoria, pasó por todos los cargos del escalafón docente: fue maestro de ciclo, preceptor de escuela de jornada completa con anexo albergue, maestro en escuelas especiales, maestro de educación física. En cargos directivos, fue director de personal único, director de cuarta categoría, de escuelas secundarias, de escuelas Nina. También fue profesor de Formación Ética y Ciudadana.

Ocupó el cargo de secretario de Planificación Estratégica y la Secretaría de Gobierno y Hacienda de la Municipalidad de Chajarí.

Panozzo fue senador provincial y presidente de la comisión de Educación de la Cámara Alta y trabajó en dicha Comisión en la Ley de Educación de la provincia. Integró distintas comisiones entre otras la de asuntos constitucionales y acuerdos, la de Producción.

Fue presidente del Inaubepro en el período 2007-2011 e intendente de Chajarí entre 2011 y 2015.

Ahora, es director de una escuela rural donde es el único docente.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.