Después de acordar con los docentes, el Gobierno cerró este miércoles la paritaria salarial con los estatales de la Asociación Trabajadores del  Estado (ATE) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). El índice de recomposición salarial es, al igual que lo que consiguieron maestros y profesores, del 19%.

Claro que además del incremento del 19 %, en tres tramos, la provincia elevará el mínimo a 15.000 pesos desde julio y habrá una recomposición para los contratos de obra. También contempla un resguardo ante la inflación. Desde los gremios destacaron la predisposición para llegar a un acuerdo.

El acuerdo se llevó a cabo este miércoles en la sede de la Secretaría de Trabajo de la Provincia. En ese marco, representantes del gobierno y de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), acordaron este miércoles la propuesta elaborada por la provincia.

En rigor, se acordó un aumento del 19% a pagar en tres tramos: un 8 % en marzo, 9 % en julio, y  2 % en septiembre. Además, habrá una instancia de reunión una vez conocido el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumulado y que supere el acuerdo; y se elevará el mínimo a 13.500 pesos desde marzo y a 15.000 pesos desde julio. Por último, se contempla una recomposición para los contratos de obra.

El secretario de Trabajo, Oscar Balla, encabezó la firma del acuerdo en la sede del área laboral, acompañado por el director de Trabajo, Silvio Pucheta y del coordinador, Armando Ferrari.

En ese marco, el secretario de Hacienda, Gustavo Labriola indicó: “Fue una negociación responsable y de diálogo entre ambas partes. El gobierno hizo una propuesta que fue trabajada en conjunto y que contempló las demandas de los gremios. Otorgamos lo máximo que la provincia puede pagar y que va a poder cumplir”.

“El acuerdo alcanzado pone de manifiesto una negociación responsable de ambas partes, sustentada en sólidas bases de diálogo construidas entre el Poder Ejecutivo y las entidades gremiales”, destacó a su turno Balla.

Oscar Muntes, secretario general de la ATE,  afirmó que “no queremos pasar nuevamente por una experiencia ingrata como la que padecimos con la cláusula gatillo, la que en origen era automática y después fue siendo postergada sin razón alguna. Si están de acuerdo con fijar la fecha y la hora de la reapertura y acceden a adelantar el tramo final, estaríamos dispuestos a avanzar”.

De todos modos el dirigente sindical agregó “a esta oferta igualmente la declaramos insuficiente y sepan que más del 60 % de los trabajadores continuará por debajo de la línea de la pobreza”.

Al finalizar la audiencia el titular de la ATE sostuvo “para nosotros este es un primer objetivo alcanzado que era romper con el 15%, como lo que acordaron en la provincia de Buenos Aires cosa que para nosotros es inaudita e irresponsable, más aun teniendo en cuenta que piden la revisión recién en marzo de 2019, hemos sido consecuentes con las definiciones de las bases y responsables”.

Más adelante Muntes señaló “ahora el desafío es re organizarnos y acumular fuerza con otros sectores sindicales, sociales y del campo popular para pelear con mucha fuerza y decisión por lo que falta en la reapertura de la paritaria, sin esa fuerza será muy difícil romper con las ataduras de este modelo económico neoliberal, que impulsa Macri y subordina a los gobernadores, que enfrentamos y que solo quiere ajuste y achique del Estado”.

Por último el titular de la ATE recordó que este arreglo paritario también incluye “pases a planta permanente, la inclusión de los contratados de obra en el convenio paritario y la implementación de paritarias sectoriales, añadiendo “seguiremos luchando para la regularización de la situación de los trabajadores contratados de obra y bajo otras formas de precarización”

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.