El juicio oral al cura Justo José Ilarraz comienza este lunes 16, a las 9, en la Sala Nº 1 de audiencias del Poder Judicial. Será, dijeron desde Tribunales, un debate que, por el tenor del delito que se investiga -abuso y corrupción de menores- será a puertas cerradas

Sólo se permitirá el ingreso a las partes, no así al público general y prensa. La misma tesitura adoptó el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay cuando, en agosto de 2017, llevó adelante el juicio oral al cura Juan Diego Escobar Gaviria por cuatro casos de abuso y corrupción de menores.  En ese caso, sólo fue pública la audiencia en la que se dio a conocer el adelanto de sentencia, que condenó al sacerdote a 25 años de cárcel.

En la causa Ilarraz no está resuelto de momento qué será a puertas cerradas y si habrá algún tramo de los debates a los que tendrá acceso el público. Esa cuestión la definirán al  comienzo del juicio oral el tribunal que conforman Alicia Vivian, como presidenta, y que completan los camaristas Carolina Castagno y Gustavo Pimentel.

Las audiencias se extenderán durante los días 16, 17, 23, 24, 25 y 26 de abril, y 3, 4, 7, 8 y 9 de mayo. En tanto, los días 10 y 11 de mayo serán los alegatos de las partes.

Inicialmente, el juicio a Ilarraz -con siete denuncias por  abusos y corrupción de menores durante el tiempo que fue prefecto de disciplina en el Seminario Nuestra Señora del Cenáculo, entre 1985 y 1993- tenía previsto la fecha de inicio el 13 de noviembre y hasta el 5 de diciembre de 2017.

El inconveniente fue un problema de salud de quien entonces conformaba el tribunal, el juez Darío Crespo. Entonces se programó para el 9 de abril como fecha de inicio. Pero hubo una nueva postergación, y las audiencias finalmente se aplazaron para este lunes 16 de abril.

La investigación penal se abrió, de oficio, en septiembre de 2012, tras la publicación de la revista “Análisis” de las denuncias por abuso que pesaban sobre Ilaraz. El cura había sido investigado por la Iglesia en 1995, y al año siguiente, condenado al destierro. Pero el caso se cerró con una decisión insólita: no se denunciaron en la Justicia los delitos de Ilarraz y se guardaron las actuaciones en el archivo secreto de la curia.

Tras una compleja investigación judicial, el 10 de julio de 2015 la entonces titular del Juzgado de Transición Nº 2, Paola Firpo, dictó el procesamiento del cura  Ilarraz, y el 17 de agosto de 2016, el  último juez de la causa, Pablo Zoff, resolvió elevar a juicio el caso.

El proceso se cerrará este lunes, con el inicio del juicio al cura Ilarraz.

 

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.