El fiscal de Estado de la provincia, Julio Rodríguez Signes, no ve sustento en el pedido de jury al Procurador General de la Provincia, Jorge Amílcar Luciano García, que formuló el abogado Carlos Reggiardo.

“Mi opinión personal es que no tiene ninguna seriedad. Desde el primer momento, dije que no podemos darle al jury cualquier denuncia. La denuncia que se haga tiene que estar sustentada. Si no, es muy sencillo ubicar al Procurador, con la función delicada que tiene, en medio de una denuncia”, señaló Rodríguez Signes.

Dice que su opinión se basa en el hecho de haber leído el texto de la denuncia de Reggiardo que abrió el proceso del jury al Procurador. “Leí la presentación, y me parece un atrevimiento. Yo he sido legislador, inclusive tuve participación en el juicio político a un exgobernador (Sergio Montiel). Esto es otra cosa: la denuncia no tiene ninguna seriedad. Se hizo solo para incomodar al Procurador. Esto lo digo a titulo personal”, aseveró

En espera


Cinco meses después de presentada la denuncia por supuesto mal desempeño en contra del titular de la Procuración General de la Provincia, Jorge Amílcar García, el trámite para determinar si se abre o no el proceso está todavía sin resolverse.

De momento, han votado 4 de los 7 vocales del Jurado de Enjuiciamiento: el presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y el titular de la Sala Penal y de Procedimientos Constitucionales del alto cuerpo, Emilio Castrillón y Daniel Omar Carubia, respectivamente, y los dos representantes del Colegio de Abogados de Entre Ríos, Jorge Campos y Roberto Beheran.

Restan emitir voto el diputado Diego Lara, presidente del Jurado de Enjuiciamiento; el integrante de la Sala del Trabajo del STJ, Germán Carlomagno; y  el senador Ángel Giano.

“Estamos dentro de los plazos de ley”, dicen desde el Jurado de Enjuiciamiento y de ese modo descartan que haya algún tipo de dilación en el trámite.

 

El pedido de jury al Procurador General de la Provincia, Jorge Amílar Luciano García, que presentó en noviembre de 2018 el abogado Carlos Reggiardo, ingresó en una etapa de definición: los siete miembros del Jurado de Enjuiciamiento -que ya resolvió que la vía para eventualmente remover al funcionario judicial es el jury y no el juicio político- comenzaron a votar la admisibilidad del planteo contra el jefe de los fiscales.

A finales de diciembre último, el Jurado le había corrido vista al Procurador de la presentación hecha por Reggiardo -que luego amplió en dos oportunidades-, y García ya contestó. Reggiardo le imputa una serie de irregularidades al Procurador. Y entre éstas, hay un reproche a García por no haber acusado al juez Carlos Alfredo Rossi, juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, que otorgó la libertad de Sebastián Wagner, asesino de la estudiante Micaela García, absuelto por el Jurado de Enjuiciamiento de los cargos que pesaban sobre él por mal desempeño en su función.

“Este quizás es el cargo más grave ya que hay un manifiesto, claro y evidente incumplimiento del procedimiento de la Ley de enjuiciamiento, que en su artículo 27 dice expresamente que: ‘La acusación formal del Fiscal contendrá una relación precisa del hecho y de la actuación que le cupo al imputado con la prueba que pretenda producir en el debate. De ella se correrá traslado a la Defensa por el término de quince (15) días hábiles para que se expida sobre la pretensión fiscal y ofrezca en su caso, la prueba de su parte. El auto de formación de causa obligará al fiscal a mantener la acusación’”, dice el abogado en su escrito.

El Procurador no está de acuerdo con la mecánica del proceso, y ha dejado trascender que a su entender el jury no es la vía para evaluar su desempeño, sino el juicio político. O sea: que su actuación debe ser analizada en la Legislatura, con la Cámara de Diputados como organismo acusador, y el Senado, como tribunal de juzgamiento.

 

El 26 de diciembre último, los siete integrantes del Jurado decidieron “correrle vista al funcionario, por el término de ley, a fin de que formule su descargo, de conformidad a lo previsto en los artículos 20, 24 y 38 de la Ley Nro. 9283 y modificatorias”. Ese trámite ya ocurrió: el Procurador contestó.

Reggirdo solicitó “la apertura del procedimiento de remoción del fiscal denunciado, ordenando la suspensión y oportunamente la destitución” del jefe de los fiscales, y fundó esa petición en una serie de planteos, como “falta de idoneidad”, “incumplimiento del deber de acusar” en el jury al juez Carlos Rossi, sometido a investigación por su actuación en la liberación del femicida de Micaela García, Sebastián Wagner; también por “denegatoria del derecho de acceso a la información”; por la designación de fiscales auxiliares sin dar intervención al Consejo de la Magistratura; por “tráfico y abuso de influencias”; y, entre otros reproches, por “operaciones de prensa”.

El letrado hizo su presentación en el Jurado de Enjuiciamiento el 21 de noviembre de 2018, más tarde ampliada, el 29 de ese mes. El 4 de diciembre, el presidente del cuerpo, el diputado Diego Lara, dictó una resolución rechazando “in limine” la denuncia y también la ampliación presentadas. Más adelante, el 6 de diciembre, el abogado interpone recurso de reposición contra dicha resolución de presidencia, y recusa ante el Jurado de Enjuiciamiento a Lara, y pide que el pleno resuelva su petición.

El 6 de diciembre, el vicepresidente del Jurado de Enjuiciamiento, Emilio Castrillón, dictó una resolución -en ejercicio de la presidencia- y, a posteriori, Lara, en fecha 10 de diciembre de 2018, dicta una nueva resolución, declarando la nulidad de lo dispuesto por Castrillón y rechazando “in limine” el recurso de reposición interpuesto por Reggiardo.

El 10 de diciembre, Castrillón, en su carácter de vice del Jurado, interpuso recurso de reposición con apelación en subsidio contra la resolución del presidente Lara. El 12 de diciembre, Lara rechazó el planteo de Castrillón.

En ese escenario de posiciones encontradas, Reggiardo decidió ir con un recurso de amparo ante la jueza de Transición, Susana María Paola Firpo, que lo rechaza por cuanto todavía no está agotada la vía de resoluciónen el seno del Jurado de Enjuiciamiento que, precisamente, se reúne este miércoles, a las 18, en el Superior Tribunal de Justicia (STJ). Aún así, Reggiardo acudió en apelación ante la Sala Penal del STJ.

Más tarde, el miércoles 19 de diciembre, el Jurado acordó que todo lo tratado hasta entonces en el marco del pedido de jury al Procurador volvía a fojas cero.

Resuelto el entuerto, ahora los miembros del Jurado de Enjuiciamiento están votando si se abre o no proceso al Procurador. Ya votaron 3 de los siete vocales.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.