Es paranaense.

Tan paranaense que estudió en el Colegio Cristo Redentor, jugó al básquet en el Club Estudiantes y se fue para ser grande a Buenos Aires.

Antes pasó por Córdoba, y allá se graduó en Letras.

 

Pero antes Ricardo Romero fue un buen bastquetbolista en Estudiantes.

Pero ahora es un escritor consagrado.

Su biografía dice que nació en Paraná,  en 1976, que es licenciado en Letras Modernas por la Universidad Nacional de Córdoba y que está radicado en Buenos Aires desde 2002. Que fue director de la revista de literatura Oliverio entre 2003 y 2006, y que actualmente es editor de Gárgola Ediciones, donde dirige la colección “Laura Palmer no ha muerto”, y de Negro Absoluto, colección dirigida por Juan Sasturain.

Publicó el libro de cuentos Tantas noches como sean necesarias (2006) y las novelas Ninguna parte (2003), El síndrome de Rasputín (2008), Los bailarines del fin del mundo (2009), Perros de la lluvia (2011), El spleen de los muertos (2013) e Historia de Roque Rey (Eterna Cadencia, 2014). Ha sido traducido al portugués, al italiano y al francés.

Entre sus obras, también está La habitación del presidente, que ahora ha sido traducida al inglés por una editorial escosesa.

En La habitación del presidente se habla de un casa que roza el límite entre lo real y lo fantástico, desde la mirada de un niño ensimismado cuya intimidad se agiganta mientras reduce el resto del mundo a los objetos de una sola habitación.  En este barrio, los sótanos están prohibidos pero todas las casas tienen una habitación del Presidente. En esta casa, la que retrata Ricardo Romero en su libro, la habitación del Presidente está adelante, mirando al jardín de la entrada. La familia hasta ahora nunca ha recibido la visita del Presidente, pero la habitación está siempre lista, por si acaso.

¿Qué hace el Presidente dentro de esa habitación durante sus visitas?, ¿y cómo entra?, ¿tiene la llave de todas las casas?, ¿cómo vive la gente en los edificios de la ciudad, donde no tienen una habitación del Presidente?, ¿cómo viven los demás en las otras casas? En cosas como estas piensa el niño que narra esta historia cuando está en el altillo, mientras la rutina de la casa sigue su curso, una rutina que parece excluirlo.

Ricardo Romero volverá a Paraná el viernes 28. Será para dictar un seminario junto a otra escritora entrerriana de alto vuelo, Selva Almada, en el Centro Cultura y de Convenciones La Vieja Usina. Las actividades se extenderán hasta el viernes 1° de septiembre.
Una buena ocasión para reencontrarse con estos dos grandes exponentes de la literatura entrerriana que conquista mercados de todo el mundo.
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.