Paraná también replicará la movida nacional del piquetetazo.

Será este sábado, entre las 15 y las 16.30 en la Plaza Sáenz Peña, en Yrigoyen y Villaguay.

Allí, se replicará en Paraná la “tetada masiva” que se lanzó a nivel nacional y que ese día tendrá sus expresiones en distintos puntos del país.

Jimena Zeballos, mamá y doula, una mujer que asiste durante el embarazo, el parto y la lactancia, no dudó en imitar el “tetazo” también en Paraná.

“Estaba esperando a ver qué pasaba en Paraná: miraba en los diarios, en las redes, y nada, nadie convocaba a nada. Entonces me decidí a hacerlo yo misma, no cuesta nada hacerlo. Soy madre y acompaño a otras madres como doula”, contó.

Será la respuesta que habrá en todo el país, en distintas ciudades, a la censura que soportó una mamá el martes, en San Isidro, cuando quiso amantar a su bebé en una plaza pública y fue corrida por la policía.

El martes 12, dos mujeres de la Policía de San Isidro intentaban detener a una mujer que amamantaba a su bebé en una plaza pública céntrica con el argumento de que está prohibido hacerlo en público.

La mujer se negó y finalmente se retiró para proteger a su bebé de la violencia desbordada de las policías.

Constanza Santos, tiene 22 años y un bebé de 9 meses. El martes 12, en horario bancario, salió con su bebé del Banco Nación de San Isidro, en Belgrano al 385, alrededor de las 15.30, después de hacer una cola de más de una hora con su bebé en brazos.

Salió del banco, dio unos pasos y se sentó en la plazoleta ubicada en el cruce de Belgrano, Acassuso y 9 de Julio. Pleno centro comercial.

“No sabe que hay una ley que prohíbe amamantar en público”, le dijo una de las policías. Y la corrió de la plaza.

“Estuve una hora en el banco haciendo un trámite con mi bebé que tiene ocho meses. Estaba muerto de hambre, entonces salí y me crucé a la plazoleta del Mástil, me senté y comencé a darle la teta. En la esquina unos policías me miraban mal”, describió a Télam Constanza.

Y continuó: “A los pocos minutos se me acercaron dos policías mujeres y me dijeron que no podía amamantar porque estaba prohibido por ley. Mi bebé se desprendió de la teta y empezó a llorar. No podía creer lo que me estaban diciendo. Les pregunté qué número de ley era y no me respondieron, sólo comenzaron a pedirme documentos, los míos y los de mi hijo”.

Constanza describió que “todo era de muy mal modo, yo junté las cosas y cuando me intenté parar para irme una de las policías me agarró del brazo y me dijo que me iban a llevar por resistencia a la autoridad; yo me solté y me fui con mi hijo”.

Tras la publicación de estos hechos en Facebook, la noticia se viralizó en las redes sociales y la “teteada” organizada por María De Velasco, que no conoce a Constanza, logró en cuatro días más de 2200 “me interesa” y casi 1000 “asistiré”.

Eso será en San Isidro.

Acá en Paraná, también.

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.