El billete de 2 pesos tiene fecha de extinción: será el 30 de abril de 2018.

Ese día termina su vigencia, y entonces el papel será reemplazado definitivamente por la moneda.

El de 2 pesos es el billete de menor valor que ya tiene el fin decretado, después de atravesar los avatares de una inflación devastadora.

Con 2 pesos se puede comprar poco y nada hoy. Dos caramelos, con suerte.

El estrecho valor adquisitivo actual tiene una historia que arranca en enero de 1992, cuando empezó a circular el papel azulado con el rostro del general y expresidente Bartolomé Mitre, y contrasta con registros de precios que dan cuenta de las distancias abismales del poder compra.

En 2001, por ejemplo,  2 pesos alcanzaban para comprar casi 2 kilos de tomates redondos, 3/4 kilos de asado, 5 kilos de papas, casi 4 kilos de azúcar, tres tapas de pascualina, 3 kilos de pan, un litro de vino, dos de sidra, más de 2 litros de detergente, dos focos de 50 wats.

Sobraba –y  correspondían centavos de vuelto- para llevarse 1/2 litro de aceite, dos paquete de 200 gramos de manteca, dos litros de leche en caja y desodorante para el cuerpo, entre otros productos.

El registro de la depreciación del billete de 2 pesos y los ejemplos de qué se podía comprar antes y qué se puede comprar ahora dan cuenta del aumento de precios –con subas de sueldos más lentas- y de la desvalorización maratónica del sistema monetario.

“Al tratarse del billete de menor denominación, el papel de 2 pesos sufre un deterioro más veloz que el resto de los billetes. Esta dificultad se solucionará con el reemplazo por monedas, cuya vida útil es muy extensa”, se explicó desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) al comunicar que habrá tiempo hasta el  30 de abril de 2018 para cambiar el papel por la moneda.

Quienes tengan billetes –avisa  el Banco central- podrán canjearlos en las sucursales bancarias o depositarlos en sus cuentas y a partir de mayo próximo, los 2 pesos de papel “carecerán de validez en forma definitiva”.

Según los registros el Central, en la economía argentina todavía circulan 414 millones de unidades de billete de 2 pesos y la convocatoria al canje es la primera en 25 años, según se advirtió.

Claro que tenerlos de a uno en el bolsillo hoy de poco y nada sirven. A no ser para comprar dos caramelos.

Marta Marozzini

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.