El rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Andrés Sabella, recibió esta mañana, en la Casa de la Universidad, en Paraná, a un grupo de estudiantes de la asamblea que lleva adelante la toma de la sede de la Facultad de Ciencias de la Educación desde el 24 de agosto.

En la asamblea del miércoles se había votado una moción y se convino convocar al rector para este viernes para “discutir las reivindicaciones que hemos levantado y son de público conocimiento”.

La asamblea quiere reclamar al rector “becas de estudio sin prestación de servicios”, el “cese de la flexibilización laboral que la Universidad ejerce sobre estudiantes a través de las becas de formación”, que haya un aumento de cupos para docentes auxiliares alumnos, y, entre oras demandas, que la Universidad “garantice el acceso al material de estudio y a herramientas de trabajo disponibles para les estudiantes que lo requieran”.

También la reclaman al rector y al consejo superior de la UNER “el llamado inmediato a una asamblea universitaria para discutir la emergencia presupuestaria y avanzar hacia un proceso de  democratización del co-gobierno”.

“También exigimos el apoyo del rector para motorizar, asegurar y garantizar el tratamiento efectivo de los proyectos que presentaremos como Asamblea de la Toma de la FCEdu en Consejo Directivo y Consejo superior, respectivamente”, demanda el documento de Educación, y entre esos planteos, está un reforma del sistema de becas, la institucionalización de las becas de fotocopiadora y el reconocimiento de los trabajadores de las fotocopiadoras y de comedor como tales.

Antes de la reunión de este viernes entre el rector y los estudiantes, la Universidad hizo público un documento ne el que da cuenta de las acciones que llevó adelante en el marco de la crisis y el ajuste que aplica la Nación.

“La abrupta devaluación del peso en estas últimas semanas y la suba de la expectativa inflacionaria para lo que resta del año agrava los problemas presupuestarios que venimos señalando un grupo mayoritario de rectores de universidades nacionales, haciendo peligrar los sistemas de becas, la renovación de equipamiento (en muchos casos importados), el desarrollo de acciones vinculadas a la extensión, la investigación, la continuidad de planes de infraestructura, etcétera”, dice el documento que firman el rector Andrés Sabella, y la vicerrectora, Gabriela Andretich.

“Como responsables de la gestión, creemos necesario analizar la necesidad de reorientar nuestro presupuesto universitario a la luz de las urgencias del corriente año”, plantea el texto:

  • así, a las políticas de bienestar estudiantil previstas para el 2018 que implicaban el otorgamiento de 754 becas “le hemos adicionado 162 becas extraordinarias para que los alumnos beneficiarios tengan asegurado el almuerzo desde agosto a diciembre en los comedores de la universidad”.
  • a los $782.000 de fondo para comedores “vamos a proponer al consejo superior adicionar una partida extraordinaria de $500.000 que permita cubrir la diferencia entre el valor de cada comida que se cobra actualmente y el costo del servicio, para garantizar que hasta marzo de 2019 no se aumente el valor del plato a los estudiantes”.
  • Otro aporte es a las fotocopiadoras, que recibirán partidas extraordinarias de resmas de papel para que se pueda seguir accediendo al servicio de fotocopiado a los mismos valores que en el primer cuatrimestre (esto generará una inversión adicional a la prevista de aproximadamente $100.000).
  • “Estamos trabajando junto a la Federación Universitaria de Entre Ríos y los coordinadores de bienestar estudiantil en el estudio completo del actual sistema de becas de la universidad con el objeto de realizar las reformulaciones que se consideren necesarias. Este proyecto será consensuado con los consejeros superiores estudiantiles ante de ser elevado al Consejo Superior en el mes de octubre.
  • “Con respecto al valor de las becas vamos a proponer al Consejo Superior el aumento extraordinario de las mismas a partir de octubre, tomado como referencia los aumentos que se otorguen para los auxiliares alumnos y respetando las relaciones porcentuales y topes que oportunamente aprobara la Comisión de Bienestar Estudiantil del Consejo Superior”.