El senador provincial Lucas Larrarte (Frente para la Victoria) le devolvió el guante a la administración nacional de Cambiemos y le pegó donde Cambiemos suele pegar al kirchnerismo: la corrupción.
Larrarte habló particularmente de “la ausencia de ética y moral” en el gobierno del presidente Mauricio Macri, y dijo que “naturaliza y justifica hechos como los de los Panamá Papers y -el más aberrante aún- del Correo Argentino”.

Y que en materia de corrupción, el macrismo tiene doble estandar: juzga con una vara al kirchnerismo, y con otra, a los hechos que suceden en su gobierno.

“Estamos ante un Gobierno Nacional en el que han irrumpido los intereses particulares sobreponiéndose al interés general y colectivo que entraña el cumplimiento de los fines del Estado”, dijo Larrate en un pronunciamiento que publicó en su muro de Facebook.
Larrarte, habitualmente de bajísimo perfil mediático, ejerce actualmente la presidencia de la Comisión de Asuntos Constitucionales en el Senado de Entre Ríos. Ahora, sin embargo, asumió una postura fuertemente crítica del macrismo.

“Si bien los procedimientos democráticos se cumplieron, las elecciones se ganaron por ´Cambiemos´ y formalmente se puede decir que hay legitimidad política; ello sólo ocurre sosteniendo una satisfacción aparente del principio democrático; pero en la práctica cotidiana, se observa que nuestra democracia ha sido cooptada por grupos de poder económico que a la hora de tomar decisiones anteponen sus propios intereses a los del colectivo argentino, generando, una reconfiguración del Estado democrático”, señaló.
Esa situación, a juicio del legislador “afecta directamente la legitimidad política desde el punto de vista material, ya que día a día se está desnaturalizando el Estado y las Instituciones que lo componen, las que ya no parecen estar destinadas a satisfacer los principios y derechos consagrados en la Constitución (el bien común), sino los de aquellos grupos o corporaciones que se sirven del Estado para sus propios intereses”.
Y tras enumerar una serie de promesas de campaña de Macri, sostuvo: “Es evidente que el Gobierno ha sido capturado por las corporaciones y que los objetivos (promesas de campaña) no se cumplen. Entonces, la cuestión se reduce a la credibilidad y por ello, válidamente podemos preguntar: ¿Hasta cuándo le vas a creer a Macri?”.
“Tenemos un gobierno ineficiente, descoordinado e insensible, un gobierno conformado por ´gerentes´ acostumbrados a confrontar y oprimir siempre desde un lugar de poder con empleados y subordinados; tenemos un gobierno que está muy lejos de ser una guía que marque un propósito común para el colectivo argentino; tenemos un gobierno que comete demasiados ´errores´”, planteó Larrarte.
Además, habló sobre “el verdadero alcance con el que se debe luchar contra la corrupción, abandonando el doble estándar en virtud del cual se ataca a los de antes y se silencian los graves hechos que en este gobierno suceden día a día; sobre la conveniencia o no de replantear la política energética y de servicios públicos, para maximizar la riqueza de las empresas a partir de la falsa premisa de que la energía y los servicios son bienes de lujo; sobre la conveniencia o no de tolerar la ausencia de ética y moral de un gobierno que comete, naturaliza y justifica hechos como los de los Panamá Papers y -el más aberrante aún- del Correo Argentino”.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.