El proyecto se presentó en diciembre de 2014, cuando todavía gobernaba la exintendenta Blanca Osuna.

Tres años después, la obra del nuevo shopping de Paraná en las instalaciones de la exFábrica de Fósforos están en veremos, y lejos de adquirir siquiera el perfil de un nuevo paseo comercial.

El predio sólo contiene maquinaria, las paredes desnudas de las viejas instalaciones, y no mucho más.

El proyecto fue presentado en sociedad por el empresario rosarino Lucio Di Santo.

El shopping, denominado en realidad Paseo de Compras Paraná, se levantaría en un predio de 15 mil metros cuadrados: allí habría áreas destinadas a shopping, cines, cocheras y un supermercado.

La superficie del centro comercial ronda alrededor de los 9 mil m2 y el área destinada a los micro-cines cuenta con 2 mil m2 y un estacionamiento para 400 vehículos. Los trabajos se iniciarán en los primeros meses de 2015 previéndose su inauguración dos años después.

Eso se anunció.

En julio de 2016, ya durante la administración de Sergio Varisco, hubo un “relanzamiento de la obra”.

Entonces, el empresario Di Santo reversionó el proyecto: “Vamos a arrancar con mucha fuerza y en un tiempo de dos años, más tardar dos años y medio, vamos a tener terminada la obra”, dijo.

 

Entonces, habrá que seguir esperando.

 

 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.