El periodístico “El Ventilador”, de Canal 11, el periodístico que emite Canal 11, de Paraná, se alzó esta noche, en Río Hondo, Santiago del Estero, con el premio Martín Fierro Federal.

“El Ventilador” se alzó con la estatuilla en el rubro periodístico. Compartió terna con “Curiosos del poder” (San Rafael, Mendoza), “Tres poderes” (Santa Fe), y “La llave de los riojanos” (La Rioja).

“Para mí, este premio, este Martín Fierro, es para todos los paranaenses, para los entrerrianos y para todos los televidentes de la región a los que les llega la pantalla de Canal 11”, dijo el conductor del ciclo, Lalo Foncea, al retirar la estatuilla. Por su parte, la productora Andrea Fercher dedicó el premio al factótum de “El Ventilador”, Edgardo Sánchez.

La entrega de la edición 2019 del premio Martín Fierro Federal, a cargo de la Asociación de Periodistas de la Radio y la Televisión Argentinas (Aptra), tuvo lugar en el Hotel Amérian Carlos V de la ciudad de Río Hondo, en Santiago del Estero, el sábado 6 de julio.

“El Ventilador” es un programa de debate que replica aquí el formato que inauguró Intratables en América TV: una panel estable con invitados y un conductor que modera, Lalo Foncea. Junto a Foncea, están Sebastián Martínez, Luz Alcain, Alejandro Avero, y, entre otros, Mariano Kohan. La producción está a cargo de Andrea Fercher.

Lalo Foncea –en rigor Gonzalo Foncea- nació en Federal, que se familia paterna es de origen uruguayo y la rama materna es paceña.  A  sus 17 años, su familia se trasladó a Paraná. Su padre había fallecido y la mamá de Lalo pensó que en la capital de la provincia sus tres hijos tendrían mejores posibilidades de elegir qué camino seguir. La hermana mayor fue por la carrera docente, la menor por kinesiología y Lalo comenzó comunicación social.

Fue probando, entre comunicación social, una experiencia en la radio de Hernán Vignasco y la carrera de locución en Santa Fe. Pero las ganas se le disparaban más lejos. Se fue a Buenos Aires con la idea de estudiar en el ISER y la teoría de que a partir de estar allí podía encontrar la esquina exacta donde confluyeran posibilidades y deseos.

El principio no fue alentador: se empleó en una casa de juegos para niños, de esas que estallan en ruidos y colores, y luego fue telemarketer. No duró más de seis meses en los dos casos. La decisión fue entonces encarar de frente sus intenciones y entonces repartió curriculums con perfil en comunicación. Eligió, no por casualidad, comenzar por los teatros.

Así llegó la primera señal: “A fines de ese primer año en Buenos Aires me llamaron del Teatro Maipo, que abría una nueva sala y estaban armando el equipo de programación. Me presenté y arranqué”.

El primer empleo fue como acomodador de la sala, pero después se ganó la confianza de la encarada del espacio y terminó colaborando en toda la organización de lo que hoy es el Maipo Cabaret. Dos meses después enfrentaba una entrevista nada menos que con Lino Patalano. El referente central del teatro porteño buscaba un asistente de difusión ya no para el teatro sino para todo el grupo Maipo, que incluye desde el Ballet Argentino, hasta Les Luthiers, Enrique Pinti o Sandra Mianovich. El trabajo quedó para Lalo.

Ahora, vuelto a su provincia, bastonea un ciclo que se ganó cómodamente su lugar en las noches de Canal 11. Ahora, ese trabajo en equipo de Foncea y los panelistas logró un premio mayor en la televisión nacional: el Martín Fierro Federal.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.