En diciembre de 2015 Bruno Sarubi se convirtió en el intendente más joven de la provincia. Asumió el cargo con 29 años y, ya con 33, en las próximas elecciones buscaría la reelección. Para un nuevo mandato el dirigente radical deberá sortear la interna de Cambiemos, primero; y las generales, después.

De momento, se sabe que en la coalición de gobierno ya hay un competidor para Sarubi. Se trata del actual viceintendente, el radical René Rossi. En diálogo con Entre Ríos Ahora, Rossi confirmó que será precandidato a intendente: “Está prácticamente definido”, dijo y agregó que definió dar la interna en Cambiemos por sus diferencias con la gestión de Sarubi.

“La verdad  fue una especie de fracaso en lo que habíamos propuesto. No coordinamos con Sarubi. Él se quedó con la opinión y acompañamiento de su primo Marcelo Brunner y nos dejó a muchos que estuvimos en el proyecto originalmente”, aseguró.

En ese sentido, recordó que con el intendente tuvieron “dos o tres distanciamientos” y que la relación terminó siendo “irreparable”. “Con un grupo de personas se decidió retomar los objetivos planteados en 2015”, señaló.

En esa dirección, reiteró sus críticas al joven jefe comunal: “El intendente no generó un equipo de trabajo, no generó confianza, no pudo delegar. Hay un montón de cosas para hacer y se quedaron en el camino porque no se puede administrar la municipalidad con dos o tres personas.  Para eso tenés que tener conducción y capacidad para delegar en trabajo y facultad”.

La disputa reciente entre Sarubi y Rossi


La relación entre Sarubi y Rossi no es la mejor, y quedó expuesta de forma más evidente cuando el jefe comunal propuso al Concejo Deliberante la designación de Viviana Wilhelm en el cargo de contadora municipal, una función apetecida también por Rossi.

El viceintendente se opuso al nombramiento, puesto que Wilhelm tenía una relación de parentesco con el intendente, lo que le restaba independencia en el cargo. La mujer era ex pareja de Marcelo Brunner, exsecretario Legal del municipio y primo del intendente.

En una primera instancia el pliego fue rechazado por el Concejo Deliberante por 7 votos a 4. Sin embargo, tras una serie de negociaciones, dos concejales peronistas cambiaron su voto, posibilitando la designación de la contadora. Entre quienes cambiaron de parecer estuvo José Nogueira.

Antes de la nueva sesión para nombrar a la contadora, el viceintendente firmó el decreto Nº 08/ 2018 por el cual expulsó al concejal y exintendente, por incurrir en una supuesta incompatibilidad: poseer dos cargos políticos, uno como edil y otro como coordinador del Hospital Materno Infantil de Santa Elena.

Entonces, el edil consideró que la sanción se enmarcaba dentro en la disputa entre el intendente y el vice, y que la intención del presidente del cuerpo deliberativo era restar votos para el nombramiento de la candidata propuesta para la Contaduría.

Este conflicto de poderes –la sanción a Nogueira- se judicializó y ahora está en manos de la Sala de Procedimientos Constitucionales y Penal del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos que debe resolver  si la viceintendencia tiene facultades para sancionar a un concejal.

 

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.