La última oferta salarial que presentó el Gobierno en el marco de la conciliación obligatoria decretada por la Justicia no presenta grandes variantes respecto de las ofertas ya hechas desde que empezó la negociación entre el Ejecutivo y los docentes, el 22 de febrero último.

Esa es la conclusión a la que llegaron cuatro exintegrantes de la comisión del salarial de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) que analizaron la oferta salarial de la administración del gobernador Gustavo Bordet. La cuestión será analizada por el sindicato en el congreso provincial citado para el próximo lunes, en Gualeguay.

El porcentaje de aumento otorgado por decreto se mantiene en un 8% para marzo, y el 9%, que en la anterior propuesta era al mes de agosto (a cobrar en septiembre), ahora se propone a julio, a cobrar en agosto.

Es decir que el “techo” del 17% anual, se mantiene, sostiene en un informe que firman Pedro Gutiérrez, alineado en la Lista Blanca, de Victoria; Francisco Nessman, de la Ñandubay de Federal; Eugenio Jacquemain, de la Rojo y Negro; y Luis Fernández, exintegrante de la Lista Celeste.

Respecto de la suma fija que se agrega a la propuesta, sostienen que tienen a un achatamiento de la escala salarial: en la propuesta anterior era de $250 y con un tope máximo de $500, ahora se aumenta a $450 con tope en $900.

“Desoyendo nuestro pedido, y el de la mayoría de los docentes de la provincia que rechazaron la anterior propuesta salarial por incluir éste código, el Gobierno provincial no sólo no lo quita, sino que ha decidido aumentarlo, generando así un perjuicio cada vez mayor en el escalafón salarial docente”, dice el documento que firman los cuatro dirigentes.

Y agregan: “No nos desesperemos por la extensión del conflicto docente. El 8% ya fue otorgado por decreto. Hay que disputar lo que falta. Y para hacerlo se requiere del compromiso de todos. Compañeros: seamos exigentes con lo que nos corresponde por derecho, por estatuto del docente, por respeto a tantos años de lucha, marchas, paros. No permitamos que se siga distorsionando nuestro futuro, ni el de nuestros compañeros jubilados”.

“La pérdida del poder adquisitivo de nuestro salario ha ido en aumento año tras año. Constantemente hemos estado ´corriendo´ de atrás el proceso inflacionario, con la aceptación de propuestas salariales que perjudicaron e impactaron negativamente en la composición de nuestros ingresos”, señalan.

A esas críticas, se suma el posicionamiento de la Agrupación Rojo y Negro, que anticipa una discusión acalorada en el congreso del lunes, tras el breve debate que sigue luego de la reunión del jueves.  “Entendemos como agrupación que los tiempos de debate vuelven a ser demasiado ajustados en detrimento de la organización de las escuelas para el desarrollo de las asambleas. Por otra parte, este proceso debería incluir la convocatoria a la comisión de salario de Agmer, como ocurrió en el congreso anterior, para analizar esta propuesta. Los docentes entrerrianos nos encontramos apremiados por los tarifazos que día a día empeoran nuestra condición, situación bien sabida por quienes pretenden que aceptemos sin analizarla esta propuesta que nada tiene de superadora”, señaló.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.