Los docentes nucleados en la seccional Paraná de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) se movilizaron este martes a Casa de Gobierno, no sólo para plantear reclamos al Gobierno nacional por las políticas de ajuste en el Estado, sino también para reclamar a la administración del gobernador Gustavo Bordet la falta de cumplimiento de “su obligación de reactualizar automáticamente nuestro salario frente a la inflación; así, nos está debiendo 1,3% de incremento correspondiente al mes de diciembre. Al mismo tiempo, observamos con inquietud que, tanto en las declaraciones a la prensa como en el mensaje del jueves a la Asamblea Legislativa, no manifiesta voluntad de presentar una propuesta de recomposición que supere el techo de 15 % que plantean Nación y Provincia como previsión de la inflación anual”, según dijo la titular de Agmer Paraná, Susana Cogno.

La Agrupación Rojo y Negro, a la que responde Agmer Paraná, recibió con pesimismo la convocatoria del gobierno a Agmer para discutir salarios en paritarias para este jueves.

“Como ya lo dijimos de forma insistente, este gobierno que convoca incumplió los acuerdos salariales firmados en 2016 y 2017, incumple el fallo del Superior Tribunal de Justicia al seguir liquidando montos en “negro” a los docentes y avanza silenciosamente con políticas nefastas como la encarnada por los lectores faciales, la desconvocatoria de cargos como los de escuelas NINA y la precarización a través de contratos y monotributización de los trabajadores”, señalaron.

Y agregaron: “Todo esto se da en un marco de ajuste nacional y provincial que asume la educación como una mercancía, que avanza sobre los derechos previsionales y que se caracteriza por impulsar un tipo de inflación que impacta sobre todo en productos sensibles para la vida de los trabajadores como los servicios, combustibles, alimentos y medicamentos”.

 

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.