En Paraná, venden a $1.000 las netbooks de Conectar Igualdad

 

De eso no se habla.

En la coordinación Entre Ríos del plan nacional Conectar Igualdad no quieren hablar del asunto, bajo el argumento de que no quieren fomentar la práctica.

Pero la práctica está instalada, hace rato.

Las notebooks del plan Conectar Igualdad, las computadoras personales que el Gobierno de la Nación distribuye entre estudiantes secundarios, no llegan siempre a mano de sus destinatarios.

En el camino, y por vaya a ser qué senderos, se pierden, y aparecen en el mercado negro, y se venden al mejor postor.

En Paraná, se consiguen a $ 1.000 cada una.

Y con una particularidad: se entregan desbloqueadas.

Es, claro, la viveza criolla.

Las netbooks de Conectar Igualdad fueron pensadas para evitar el mercadeo: eso se lee al menos en la página de Internet del plan. Cada computadora, indica, posee un dispositivo de seguridad que garantiza la inviolabilidad de las máquinas resguardando la información que contienen, así como evitando su destino impropio.

“A fin de asegurar que el uso de la netbook educativa se mantenga en la zona geográfica de operación para la cual fue asignada, el sistema contempla un chequeo periódico que verifica que se encuentra dentro del área e impide su uso, mediante el bloqueo de la operación de arranque (booteo) en caso de que no se haya podido realizar el chequeo y/o se haya vencido el período establecido. El bloqueo funciona independientemente del estado del servidor (activo, clonado, no activo) o del firmware o software de la netbook educativa”.

Hecha la ley, hecha la trampa.

Una parte todavía no relevada –no hay ninguna denuncia de venta hecha por autoridades de escuela, según dicen en Conectar Igualdad—de las

135.000 netbooks entregadas a estudiantes secundarios se han puesto en el mercado negro en Entre Ríos.

El caso no es nuevo. Ya ocurrió en Gualeguaychú.

Incluso, a través de la web se difunden métodos para desbloquearlas, y que sigan siendo útiles.

Los métodos que se están divulgando son dos: uno a través de una falla de seguridad en el servidor que administra las netbooks en cada escuela, y que permite reiniciar el contador como lo hace regularmente el referente técnico para todos los alumnos en los períodos de tiempo establecidos por la institución. Este es el método que más complica la venta del equipo, ya que en algún momento éste tiene que volver a la escuela para otro reinicio. Lo preocupante del caso es que fuimos testigos de algunos videos donde alumnos ponen a prueba el método ante la mirada risueña del docente en el aula.

El otro método, que implica un desarme total de la netbook, se lleva a cabo alterando el hardware a modo de provocar de una falla en el chip TPM (el encargado del contador y el bloqueo) para que deje de cumplir con su función. Este desbloqueo es definitivo, en tanto no se restaure la configuración por defecto del BIOS o no se produzca un agotamiento o cambio de la pila.

El segundo método sería el que estarían usando los vendedores para ganar dinero a partir de un producto que está destinado exclusivamente a mejorar la educación de los jóvenes, quienes además cuentan con la posibilidad de quedarse con el equipo definitivamente tras terminar el ciclo escolar satisfactoriamente, según explican técnicos especializados.

 

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.

 

 
 
 

1 Comment

  1. dario dice:

    hola , una pregunata van a entregar las netbook en la escuela supremo entrerriano 155 de la escuela de parana

 
 

Dejar un comentario