El extitular de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Jorge Rodríguez, amplió su declaración este jueves ante el Tribunal que lo juzga por el supuesto delito de desvío de fondos del organismo para la construcción y pago de sueldos docentes de la escuela Nº235 Heraclia Ruiz Díaz, inaugurada el 5 de marzo de 2014 bajo la consigna de ser la “primera escuela vial del país”.

El exfuncionario ratificó lo dicho en el primer día de debate, el pasado 14 de mayo, y agregó algunas conclusiones después de haber oído a los padres, docentes, funcionarios del CGE y empelados de Vialidad que dieron su testimonio ante el Tribunal. En un tramo de su alocución,el exfuncionario se emocionó al recordar a su padre, quien murió poco antes de que la causa sea elevada a juicio en febrero de 2017.

 “Estoy convencido de que no he cometido ningún delito”

“Escuchando a los testigos se ha ratificado lo que dije el primer día”, comenzó Rodríguez y agregó que el trabajo educativo en el organismo se inició el 5 de octubre de 2011 con la inauguración del jardín maternal Los Vialcitos y que se llega a la creación de la escuela Heraclia por pedido de los padres que veían con preocupación la continuidad de los estudios primarios de sus hijos por falta de bancos en los demás establecimientos de Paraná.

“Los padres de los niños vieron con preocupación la posibilidad de no tener bancos y nos presentaron una nota. Esta nota se eleva a quienes consideramos el regidor de la educación en la provincia, que es el Consejo General de Educación (CGE)”, relató.

Rodríguez sostuvo que las autoridades del CGE vieron con beneplácito la iniciativa debido a la falta de bancos y que la nueva escuela traería una solución para la Provincia. Mencionó que el proyecto educativo fue presentado en octubre de 2013 y el 27 de noviembre, apenas un mes después, recibieron la matriculación provisoria que emite el organismo educativo.

“Con esta matriculación provisoria nosotros podíamos comenzar a anotar alumnos. En principio tuvimos algunas dudas, al no tener un lugar previsto se decidió que se usara un sector al lado del jardín maternal y se comenzaron las tareas para ponerlo en funcionamiento. Estamos hablando de fines de 2013, y debíamos comenzar en marzo de 2014 las clases”, explicó el exfuncionario.

En esa línea, refirió que comenzaron a trabajar “sin nada oculto” y que la demostración de ello fue que el ciclo lectivo de 2014 se abrió con un acto en la escuela de Vialidad, al que asistieron los entonces ministro de Gobierno y Educación, Adan Bahl y José Lauritto, respectivamente; y funcionarios del CGE.

Luego, explicó que el CGE sólo había otorgado el reconocimiento pedagógico de la escuela pero no el económico, es decir, el pago de sueldos, y por ello decidió que Vialidad se hiciera cargo provisoriamente de los haberes de los maestros.

“En Vialidad no tenemos el cargo de maestro, y por eso tuvimos que designar un cargo de jefatura más adicionales para que equivalga el sueldo de maestro. Así es como se comenzó a brindar el servicio educativo”, precisó.

Más adelante, también sostuvo que la asociación civil Los Viale surgió a raíz de un pedido del CGE, para cumplimentar la normativa sobre creación de instituciones educativas. “En junio de 2014 nos piden que hagamos la asociación civil. El Consejo exige que cumplamos la normativa 240 y esa asociación se forma en agosto con compañeros nuestros que tenían ganas de ayudar”, afirmó, al tiempo que acotó que fue secretario de la organización y que recién obtuvieron la personería jurídica en abril de 2015.

Seguidamente, señaló que dejó la asociación civil a mediados de 2015 y que luego se desvinculó de Vialidad tras el cambio de gobierno.

A modo de balance, el exfuncionario dijo que en términos políticos fue “negativo”, ya que tras la apertura de la causa penal dejó su cargo, lo cual también repercutió en el salario que percibía. “En el libro familiar, evidentemente el escrache público es negativo para mi familia”, dijo enseguida. En ese punto, con la voz temblorosa y entre lágrimas, recordó que su padre lo apoyó en la creación de la escuela pero que murió pocos días antes de que la causa sea elevada a juicio, cuestión que ocurrió el 17 de febrero de 2017.

Rodríguez  sostuvo además estar orgulloso de haber construido la escuela. “El Estado Provincial salió beneficiado, porque recibió una escuela nueva y el Consejo General de Educación recibió una escuela modelo que solucionó la cantidad de bancos faltantes en las escuelas cercanas a Vialidad”, subrayó.

“También es beneficioso para los viales cuyos padres pueden tener bancos  asegurados en el nivel primario”, añadió. “Verdaderamente estoy convencido de que no he cometido ningún delito. He sido asesorado, todos nuestros papeles fueron registrados por asesores legales, gente que conoce el tema”, manifestó después.

Luego, ante las preguntas de su abogado defensor Miguel Ángel Cullen, negó haber sustraído dinero de Vialidad y subrayó que ninguna autoridad le advirtió que podían estar cometiendo un delito. Indicó que no lo hizo la directora de Escuelas Privadas del CGE, Patricia Palleiro de Todoni, y otras autoridades; y mucho menos el auditor del Tribunal de Cuentas en el DPV, Humberto Tano.

En respuesta al fiscal Alejandro Cánepa, reiteró que instruyó al jefe de despacho de contrataciones, Héctor Milocco, a realizar los contratos a los docentes y que los mismos fueron provisorios. “Se debía llegar al valor de una maestra, por lo tanto se tenía que elegir un cargo y los adicionales correspondientes para llegar al valor del salario de un maestro”, dijo.

Por último, sostuvo que fue la directora de la escuela, Graciela Bergna, quien eligió a los primeros docentes contratados por Vialidad.

Tras su declaración, el presidente del Tribunal, Gervasio Labriola, anunció que el lunes 28, a las 8, se cerrará la etapa probatoria con la incorporación de la última prueba documental y los alegatos de cierre del juicio.

Causa

Además de Rodríguez, en el juicio están siendo juzgados Néstor Kemerer y Mario Heyde, ex director subadministrador del DPV, y ex director de esa área, respectivamente. El establecimiento educativo lleva el nombre de la madre de Kemerer, quien este año se postula para dirigir el Sindicato Obreros y Empleados Viales de Entre Ríos (Soever).

La tesis de los fiscales Alejandro Cánepa y Patricia Yedro es que los imputados desviaron fondos del organismo para la creación de la escuela, violando la Ley de Vialidad, Nº 2.936. Reprochan que para tal fin se hayan usado $3 millones para el pago de sueldos docentes y $1 millón para obras de refacción. También cuestionan la la existencia de contratos antedatados de docentes realizados por la Asociación civil Los Viales, presidida por Kemerer.

En tanto, los abogados defensores Miguel Ángel Cullen, María Fernanda Vásquez Pinasco (Rodríguez) y Javier Martínez y Guillermo Vartorelli (Kemerer y Heyde) piden la absolución ya que sostienen que no existió delito, debido a que el proyecto contó con el aval del Consejo General de Educación (CGE), órgano encargado de las instituciones educativas de la provincia.

Gonzalo Núñez

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.