El intendente Sergio Varisco dispuso la entrega de una ayuda por medio de subsidios a los manteros que han visto impedida su labor en zonas no permitidas, principalmente en la Peatonal. 
El Estado municipal lo hace reconociendo el derecho a trabajar y como una paliativo en estos momentos donde se celebran las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Los conocidos “manteros” reconocieron el buen gesto del Ejecutivo municipal en cuento al otorgamiento de esos subsidios.
El gobierno comunal, por intermedio de la secretaria de Función Pública y Modernización, Ana Sione. hizo efectivo esta ayuda a una decena de vendedores, mientras se avanza en la regularización y organización del lugar donde puedan desplegar sus ventas de manera ambulante, atendiendo la cuestión social, pero sin infringir las ordenanzas y ser una competencia desleal hacia los comerciantes que desempeñan su tarea de manera legal. 
Así, en estos días se logró una suerte de punto de encuentro entre el  gobierno municipal y los puesteros, poniendo un equilibrio entre el interés común de la ciudadanía y salvaguardando la necesidad de trabajo de los manteros, respetando las normas establecidas.