Las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que se desarrollaron el último domingo 14 bordearon el escándalo en Gualeguay: en abierta contradicción con la legislación electoral, en distintas escuelas se detectó la presencia de fiscales del PRO de la provincia de Buenos Aires, un hecho que aunque saltó a la luz pública por una denuncia de violencia de género que alcanzó a fiscales del peronismo, desnudó la fuerte interna entre el senador provincial de Cambiemos Francisco Morchio, y el secretario de Desarrollo Humano de la administración del intendente Federico Bogdan, Eduardo Della Giustina.

Ambos, Morchio y Della Giustina competían por la senaduría por el departamento. El resultado final de la categoría senador: Morchio, 8.157 votos; Della Giustina, 2.813. En las PASO la elección por el senador del departamento Gualeguay, hoy de Cambiemos, se la arrebató el Frente Creer Entre  Ríos, con 10.916 votos. Della Giustina competió con boleta corta y se le impidió pegar con el intendente Bogdan.

El sitio Gualeguay Hoy investigó lo que ocurrió en las PASO con los fiscales truchos y descubrió el revés de la trama.

Todo comenzó con lo que parecía ser el único hecho extraño de la elección en Gualeguay. Una denuncia de violencia contra dos fiscales del peronismo,  Antonio Borro y Juan Gallardo, que incluía violencia de género entre sus consideraciones.

La presentación la hicieron las presuntas víctimas, Javier Manzo y Paula Gálligo, los dos únicos precandidatos a diputados provinciales de Cambiemos en el departamento Gualeguay. Manzo, en el lugar 30 de los titulares; y Gálligo, en el 31° de los suplentes.

A su vez, en la denuncia que se viralizó en las redes se hace referencia a “dos amigos” que los acompañan, cuyos nombres están tapados. Paula Gálligo, encargada de prensa del senador Morchio, prefirió no hablar públicamente del tema. Prefirió que “quede ahí el tema”.

Sin embargo, el hecho ya había tomado estado público. Borro, uno de los “escrachados”,  también prefirió no referirse al tema de la denuncia por violencia. Lo que sí señaló fue la presencia en las PASO del domingo en Gualeguay de fiscales provenientes de la provincia de Buenos Aires, que estaban junto a Manzo y Gálligo.

El Código Electoral impide que una persona que no sea de Gualeguay fiscalice la elección. En su artículo 58°, se definen los requisitos para ser fiscal: “Los fiscales o fiscales generales de los partidos políticos deberán saber leer y escribir y ser electores del distrito en el que pretendan actuar”.

Carolina Fahler, directora de la Escuela Secundaria N°11, donde habría ocurrido el incidente con los fiscales, quien admitió la presencia de fiscales de Buenos Aires en el acto eleccionario.

“Ingresaron y al detectarlos fueron sacados por los gendarmes”, respondió. Ante la consulta de por qué no se los pudo identificar, señaló: “Borro y Gallardo empezaron a los gritos con ellos”.

“Los gendarmes se encargaron del orden y labraron acta con testigos. Los cuartos oscuros son responsabilidad de cada presidente de mesa y los fiscales, y deben pedir identificación antes de pasar al cuarto”, enumeró.

Respecto de los fiscales truchos, aseveró: “Se pusieron a filmar luego de que los sacaron y buscaban pelea con los señores ya mencionados”, por Borro y Gallardo. Fahler en su entrevista no mencionó violencia de parte de Borro y Gallardo. ¿Será que estos fiscales truchos son los que están ocultos en la denuncia por violencia que se viralizó? Ya se verá.

Matías Perier es presidente del bloque de concejales del Frente para la Victoria (FPV) en Gualeguay. Vivió una situación similar en la Escuela N°68 José Manuel Broches. Sobre la presencia de fiscales truchos, dijo: “La 68 es una escuela que conozco y me tocó ser fiscal general de la Lista 2. Es una escuela chica, tiene siete mesas, y acá en Gualeguay nos conocemos todos, y yo conocía a los fiscales nuestros y a los de Cambiemos”, comenzó.

Luego, aparece el “extranjero”: “Promediando las 9 de la mañana, me doy cuenta de que cuando se abría el cuarto oscuro y se procedía a hacer la tarea de rigor que tienen todos los fiscales (reponer boletas, ver que estén en orden como corresponde y demás) me encuentro con que hay una persona que no conocía y entra al cuarto oscuro fiscalizando la boleta de Cambiemos. Me llama la atención porque no lo conocía. Le pregunto a los fiscales generales de Cambiemos si sabían quién era, si estaban al tanto, si se había identificado con credencial. Y me dijeron que no lo conocían”, recordó.

El resultado fue el mismo: “Entonces, inmediatamente, me dirigí con la delegada, que es la directora de la Escuela, la puse en conocimiento de que había una persona que no era oriunda de Gualeguay, y me acerco a esta persona y le pregunto. Al principio, me rehúsa lo datos; llamo al gendarme, lo terminamos instando más que nada a que nos diga a quién representaba. Nos muestra una credencial de Cambiemos, nos dice que es oriundo de Buenos Aires y que estaba fiscalizando la boleta de Morchio, textuales palabras”, aseguró.

“Inmediatamente, lo traslado a la directora y le digo que el Código Electoral no lo permite esto, que tanto los fiscales generales como los de mesa sean de otra jurisdicción. Claramente, dice que tienen que saber leer y escribir y el fiscal además tiene que ser elector de la Provincia. Le transmito esto a la persona, hubo una pequeña discusión, pero terminó entendiendo”, comentó.

Perier reiteró que esta persona ingresó a algún cuarto oscuro: “En más de una oportunidad, hasta que advertimos esto. La directora de la Escuela le dice que puede permanecer en la Escuela, pero lo que no podía hacer es fiscalizar el comicio, porque la Ley claramente no se lo permite. Se termina retirando y quedamos los fiscales de las distintas listas del peronismo y los fiscales de Cambiemos que estábamos debidamente acreditados”, destacó. “Tipo 10 de la mañana se retiró de la Escuela y no volvió. Durante todo el resto de la jornada fue muy tranquilo, sin ningún problema con los fiscales de Cambiemos ni del resto de las listas”, explicó Perier.

Remarcadas,  las candidaturas de Javier Manzo y Paula Gálligo.

Cabe señalar que el senador Francisco Morchio tuvo una disputa electoral como parte de la interna de Cambiemos durante este domingo, contra el secretario de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Gualeguay, Eduardo Della Giustina. Entre ellos hay un rivalidad que viene desde hace más de cuatro años y que tuvo cruces y maniobras que fueron oportunamente señaladas por Gualeguay Hoy .

Al tanto de todo esto, Perier tuvo una charla con Della Giustina: “En un momento de la tarde, Della Giustina se hace presente en la Escuela Broches y mantenemos un diálogo. Estaba al tanto de que había tenido esta intervención en horas de la mañana. Estuvo de acuerdo en que había sido una conducta correcta”, describió. A su vez, según Perier no fue un hecho aislado: “Me comentó que esta situación él sabía que se había dado en otros establecimientos, y me contó el problema que tuvo y estuvo presente en la Escuela 6. También advirtió que eran personas de Buenos Aires y que custodiaban el espacio político del senador Morchio”, comentó.

Perier cerró reiterando que fue lo único extraño que sucedió y la convivencia fue pacífica: “Fuera de eso, fue una jornada como todas las que me tocaron fiscalizar. Lo único anormal fue esta presencia de fiscales de otras jurisdicciones, lo cual es muy llamativo porque es una elección provincial y no tenía por qué haber autoridades del PRO aquí. Nos llamó la atención porque es una conducta injerencista. Más allá de que haya una interna de Cambiemos, estaban queriendo custodiar todo el comicio y no es correcto esto. Hay que ser bien tajante y denunciarlo como lo hemos hecho. Esperemos que no se repita porque es una conducta lamentable de parte del Senador Morchio”, finalizó. Consultado por Gualeguay Hoy, Della Giustina ratificó: “Efectivamente, confirmo lo que contó el concejal Perier y agrego algo más. Durante todo el día, recibí denuncias de situaciones similares en diferentes escuelas, en las cuales estas personas de Buenos Aires, reemplazaban boletas mías, en algunos casos destruían, y toda una serie de maniobras en mi perjuicio y en nombre del actual Senador Francisco Morchio”, cerró.

El senador Morchio evitó referirse al tema. Y no quiso hablar. Ante la consulta, dijo que no iba a contestar ni a Perier ni a Della Giustina.

 

 

 

Fuente: Gualeguay Hoy