La denuncia se hizo pública desde el bloque de concejales del Frente para la Victoria de Viale, a 55 kilómetros de Paraná, el miércoles 8.
Los ediles opositores denunciaron que dos empleadas municipales fueron manoseadas por un funcionario de la administración del intendente Uriel Brupbacher (Cambiemos).
La denuncia de los corajes señaló que “un funcionario municipal habría manoseado a dos empleadas del municipio”.
“Realmente es un escándalo lo sucedido”, dijeron.
Pero como el caso no pasó más de esa denuncia pública, el intendente Brupbacher se limitó a decir: “Si existe una denuncia, yo como presidente municipal tomaré las medidas necesarias, pero hasta ahora no hay nada”.
Ahora, Brupbacher dio un paso más, y junto al viceintendente Luis Pérez y el secretario de Gobierno, Carlos Weiss, remitieron sendas cartas documento a cada uno de los concejales kirchneristas para que ratifiquen o rectifiquen la denuncia mediática que realizaron esta semana en su contra. (https://www.facebook.com/notes/uriel-brupbacher/carta-documento/673966552744432)
Las misivas, que son de idéntico tenor, exigen a los cinco concejales “que efectúen la denuncia en los organismos competentes”. En caso contrario, se los intima a que “en el plazo perentorio e improrrogable de 6 horas proceda a retractarse públicamente de sus dichos, por todos los medios periodísticos por los que deshonró mi persona, bajo apercibimiento de entablar en su contra acción penal por el delito de injuria”.

Uriel Brupbacher, intendente de Viale, en el centro.

Uriel Brupbacher, intendente de Viale, en el centro.

Las carta documento que llegaron a los ediles del FPV a hacer públicas las acciones concretas que el bloque opositor “haya interpuesto por ante los organismos competentes a fin de brindar asistencia a las víctimas de los hechos que denunciaron mediáticamente”.
La postura de Brupbacher fue apoyada por el bloque de concejales de Cambiemos, quienes además calificaron como de “falsa denuncia”.
El hecho denunciado por los ediles de la oposición, en la visión de los oficialistas, “sólo puede estar basada en la desesperación por la falta de protagonismo y por la ausencia de motivos para criticar la gestión. Porque no puede basarse en ningún hecho real, ya que no hay denuncia formal realizada”.
Ahora, la administración Brupbacher busca retractación de los ediles del justicialismo o el tema derivará en la Justicia.

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.