El fiscal Federico Uriburu, de la Unidad Fiscal de Nogoyá, citó para este miércoles 20, a las 9, al cura Juan Diego Escobar Gaviria a prestar declaración indagatoria como imputado en un nuevo caso de abuso sexual en perjuicio de un menor, exmonaguillo de la parroquia San Lucas Evangelista, de Lucas González, sitio en el cual el sacerdote estuvo destinado entre 2005 y 2016.

El texto firmado por el fiscal Uriburu el 15 de septiembre señala que “atento a la evidencia colectada al momento, permite sostener y afirmar la existencia de elementos probatorios suficientes e indicativos de la presunta existencia de hechos con características penales producto de conductas desplegadas por Juan Diego Escobar Gaviria”, que plantean la “sospecha suficiente en cuanto a la materialidad y autoría del hecho”.

Y por eso dispuso fijar audiencia “a los fines de recibir declaración en calidad de imputado” para el miércoles 20, a las 9, “previo a lo cual deberá formular designación de abogado defensor”. Pero previo a concretar ese trámite en los Tribunales de Nogoyá, deberá pedir autorización de salida de la Unidad Penal de Victoria, adonde está alojado desde el 21 de abril, al Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay, que el 6 de septiembre último lo condenó a la pena máxima de 25 años de prisión.

El tribunal de Gualeguay –integrado por María Angélica Pivas, Roberto Javier Cadenas y Darío Ernesto Crespo,  declaró al cura “autor material y penalmente responsable de los delitos de promoción de la corrupción de menores reiterada (tres víctimas), agravada por la condición de guardador, que concurren  realmente entre sí en perjuicio de los menores RDR (primer hecho), ANE (segundo hecho), y de OJC (cuarto hecho), que a su vez concurren realmente con abuso sexual simple, agravado por ser cometido por ministro de culto (tercer hecho), en perjuicio de SYFF, y en consecuencia condenarlo a la penal de 25 años de prisión de cumplimiento efectivo”.

Los jueces resolvieron también “la prórroga de la prisión preventiva oportunamente dictada” en contra de Escobar Gaviria ante el serio riesgo de fuga, y por eso mismo ordenó que, hasta tanto adquiera firmeza la condena, seguirá alojado en la cárcel de Victoria.Además, el Tribunal resolvió recaratular la causa como “Escobar Gaviria Juan Diego S/ Promoción de la corrupción reiterada, agravada por la condición de guardador (tres víctimas), que concurren realmente con abuso sexual simple agravado por ser cometido por ministro de culto, en calidad de autor (un hecho”.

Durante el desarrollo de los debates del juicio oral, que se extendió entre el 22 y el 28 de agosto, surgió una nueva denuncia contra el cura, que abrió una nueva investigación penal preparatoria en los Tribunales de Nogoyá. Se trata de S., un chico de 17 años, que ingresó como monaguillo a los 14 años, y a los dos meses de llegar comenzó a ser abusado por el cura.

En la Justicia, S contó que “el cura se iba a Colombia y les traía regalos. No le pidieron nunca. Decía que les traía porque se portaban bien y le cumplían en misa. Les traía pulseras, calzoncillos, remeras. Se los regalaba para mostrárselos a él a los calzoncillos. Se los hacia probar en la pieza”.

Ahora, Escobar Gaviria, con una condena gravísima, deberá enfrentar un nuevo proceso judicial por abuso y corrupción de menores.

 

De la Redacción de Entre Ríos Ahora.